Sábado, 20 de Marzo de 2010

Los acuerdos de Zurbano serán decreto ley el día 30

Zapatero acelera otro paquete de "medidas urgentes". La comisión continuará negociando reformas estructurales. El Gobierno envía al Parlamento la Ley de Economía Sostenible

GONZALO LÓPEZ ALBA ·20/03/2010 - 01:00h

Los miembros del Gobierno se preparan para la foto de familia, tras su reunión en los Reales Alcázares de Sevilla. - AFP

Diez meses después de su anuncio y tras un complejo proceso de elaboración, el Consejo de Ministros alumbró ayer el texto definitivo de la iniciativa más emblemática de la segunda legislatura de José Luis Rodríguez Zapatero, quien envolvió la decisión de dar luz verde al proyecto de Ley de Economía Sostenible en el simbolismo añadido de trasladar la reunión del Gabinete a la capital de Andalucía.

Pero, conocidas ya las líneas generales de la ley que pretende servir de perchero a las reformas que deben impulsar el paso de la economía del ladrillo a la del conocimiento en un horizonte de 10 años, el principal anuncio en la comparecencia extraordinaria del presidente fue la confirmación de su propósito de combinar las luces largas y las cortas.

Si con el primer enfoque se ha elaborado el prolijo texto que ahora se someterá al debate del Parlamento con la previsión de que sus medidas puedan entrar en vigor a mediados de año, aplicando el segundo enfoque Zapatero adelantó ayer el calendario de la comisión Zurbano. El Gobierno no esperará a agotar el tope de dos meses que había marcado y la semana entrante presentará a los grupos de la oposición un "documento de síntesis" sobre "medidas urgentes", cuyo contenido planea aprobar como decreto ley en la reunión que el Consejo de Ministros celebrará el día 30.

El presidente critica a Rajoy por "despachar las cosas con ligereza"

El presidente argumentó que en las conversaciones mantenidas hasta la fecha "se han puesto de manifiesto coincidencias suficientes en torno a medidas de aplicación inmediata", sobre las cuales "el Gobierno está decidido a concluir en los próximos días un acuerdo político" para dar "nuevas respuestas inmediatas a la crisis".

Entre las medidas que incluirá ese decreto, anticipó las destinadas a facilitar créditos a las pymes a través del Instituto de Crédito Oficial y las relacionadas con la rehabilitación de viviendas. Zapatero no fue más preciso, pero otras fuentes gubernamentales incluyeron todos los incentivos fiscales relacionados con la política de recuperación del sector de la construcción y también las que establecerán plazos máximos a las moratorias de pago tanto de las administraciones públicas como de las empresas privadas.

El Gobierno ha decidido pisar el acelerador convencido de que, aunque el PP esté haciendo todo lo posible por no regalarle la foto de un acuerdo, tendrá muy difícil votar en el Parlamento en contra de medidas que ha apoyado públicamente o de las que incluso reclama su paternidad.

Con o sin el apoyo del PP

"El Gobierno tiene el objetivo fundamental de llegar a un acuerdo sobre medidas económicas urgentes y espero que el PP tenga una actitud constructiva", dijo Zapatero, antes de advertir con firmeza: "Si no hay acuerdo, el Gobierno tomará las medidas que entienda imprescindibles".

Como ejemplo a imitar, el presidente puso el alcanzado con las comunidades autónomas por la ministra de Sanidad, Trinidad Jiménez, para reducir el gasto sanitario y singularmente el farmacéutico. "Acuerdos, austeridad y cooperación" fue la trinidad de principios que enunció ante la importante reunión que el lunes celebrará la vicepresidenta económica con el Consejo de Política Fiscal para embridar el gasto público de las administraciones autonómicas.

Apuesta por aumentar el tamaño de las empresas competitivas

Pero, aunque estas negociaciones se solapan en el tiempo con las ya citadas y con las que se mantienen en el ámbito del Diálogo Social, el Gobierno no tiene intención de dar cerrojazo a la comisión Zurbano. Al contrario. Según ha podido saber Público, ya ha acordado con varios grupos parlamentarios que, una vez que se cierre el acuerdo sobre las "medidas urgentes", pondrá sobre la mesa la negociación de reformas estructurales.

En el marco de la estrategia de economía sostenible, el presidente anunció entre las próximas iniciativas del Gobierno la aprobación de un plan extraordinario de infraestructuras con financiación público-privada, un plan de eficiencia y racionalización de la administración general del Estado y del sector público empresarial, un plan integral del vehículo eléctrico y la creación de una comisión de política industrial que tendrá el cometido de diseñar la estrategia de competitividad industrial.

Estrategia industrial

A este respecto, Zapatero no ofreció muchos detalles, pero si, como ha asegurado reiteradamente, Andalucía va a ser la vanguardia de la nueva economía, los acuerdos del Consejo de Ministros para esta comunidad autónoma ofrecen alguna pista. En este marco, el presidente señaló como objetivo prioritario "crear más empresas innovadoras y que aumenten de tamaño aquellas que sean más competitivas", lo que apunta al fortalecimiento de una estructura de empresas de tamaño medio, de las que España está especialmente falta. Se trataría de impulsar la dimensión de los sectores industriales que se han demostrado más competitivos en medio de la crisis y que generan mayor valor añadido, contribuyendo a su creación y expansión en ámbitos como el aeronáutico, las energías renovables o las tecnologías de la comunicación.

"Lo primero que quiero pedir a Mariano Rajoy es que se lea la ley"

Zapatero sostuvo que el proyecto de Ley de Economía Sostenible está "llamado al consenso por su propia naturaleza", por lo que no arrojó la toalla de un acuerdo con el PP, a pesar de que su presidente, Mariano Rajoy, opina que no es "ni buena ni mala".

"Lo primero que quiero pedir a Mariano Rajoy es que se lea la ley", respondió el presidente antes de clavar un aguijón a su antagonista político: "No se pueden despachar las cosas con esa ligereza". Con todo, dejó la mano tendida: "Espero que mantenga la actitud que se ha tenido para el ahorro sanitario, un acuerdo que todo el mundo valora y en el que se reconoce el mérito de todos".

Una norma para cambiar la economía

BELÉN CARREÑO

01. Mejora del entorno
Principio de buenas prácticas
Según el Gobierno, el nuevo texto pone base a lo que deberían ser las buenas prácticas en las Administraciones Públicas y establece la corresponsabilidad entre todas las administraciones (central, autonómica y local) en caso de que la Unión Europea imponga sanciones por incumplimiento del déficit y otras normativas comunitarias.

Reforma de los órganos reguladores
Se reduce el número de miembros de los Consejos que vigilan sectores como la energía, las telecomunicaciones o la competencia. Sólo tendrán cinco miembros con un mandato de seis años. Se establecen mecanismos de control para los procesos de elección, como las comparecencias periódicas para rendir cuentas de la actividad.

Transparencia en el sueldo de los ejecutivos
Se modificará la Ley del Mercado de Valores para que las sociedades cotizadas tengan que explicar a los accionistas la remuneración de sus ejecutivos. Además, el Banco de España podrá exigir a las entidades de crédito políticas de remuneración coherentes, con una gestión prudente del riesgo.

Mucha más información para el consumidor
Se aumentará la tutela de los consumidores de fondos de pensiones y seguros, así como de otros productos financieros.

Colaboración público-privada
Se reformará la Ley de Contratos del sector público de forma que se facilite la colaboración entre la esfera privada y la pública. Habrá una mayor transparencia en la contratación pública y se impulsará la participación de las pymes.

02. Competitividad.
Empresas al instante
Se agilizarán y minimizarán las cargas burocráticas para la creación de empresas, de forma que las sociedades limitadas puedan llegar a constituirse en un solo día.

Freno a la morosidad
Se acortará el plazo legal de pago de la Administración desde los 60 días actuales hasta 30 días. Esta medida irá previsiblemente en el Decreto que se aprobará el día 30. También se pretende reducir la mora en el sector privado a 60 días.

Avances en la sociedad de la información
La ley busca la universalización de la banda ancha con la utilización de las frecuencias de 900 Megahertzios, así como otras frecuencias que se liberarán tras el apagón analógico.

Más investigación
Mediante diversas fórmulas, se pretende potenciar la investigación científica, así como la innovación empresarial. Por eso se reforma el Impuesto de Sociedades, de forma que se pueda deducir hasta un 12% del gasto en estas acciones.

Refuerzo para la Formación Profesional
Se intentará adecuar la oferta formativa a las demandas del sistema productivo, ampliando el abanico de estudios en la Formación Profesional e integrándolo con el resto del sistema educativo.

03. Sostenibilidad
Energía asegurada
La regulación se orientará a que el sistema descanse sobre los principios de sostenibilidad, siempre asegurando el suministro, la eficiencia económica y el respeto al medio ambiente. Con estos criterios, el objetivo será reducir en un 20% las emisiones de gases de efecto invernadero y que se consuma al menos un 20% de energía de origen renovable para 2020.

Vehículo eléctrico
Se impulsará su desarrollo en España. Además, se promoverá la eficiencia económica y medioambiental del transporte.

Fondo para carbono
Se instrumentarán diversos mecanismos para que los emisores de gases de efecto invernadero reduzcan sus emisiones y se constituirá un fondo para adquirir créditos de carbono de empresas españolas para impulsar la actividad de sectores asociados a la lucha del cambio climático.

04. Medidas fiscales
Alquiler en lugar de hipoteca
La política de vivienda estará orientada a potenciar el alquiler. Se modifica la deducción por inversión en vivienda habitual en el IRPF, que sólo será aplicable a los contribuyentes con una base imponible inferior a 24.170 euros.

Deducción de obras
La rehabilitación de viviendas destinada a mejorar la eficiencia energética o a otros usos relacionados con la sostenibilidad tendrá una deducción del 10%.

Los directivos no se libran
Cambiará la fiscalidad en las retribuciones plurianuales que superen los 600.000 euros, ya que no tendrán la reducción del 40% como hasta ahora.