Sábado, 20 de Marzo de 2010

"Las faltas de Cristiano prefiero verlas por la tele"

Juan Pablo. Portero del Sporting. Mantuvo su puerta a cero ante el Madrid en Gijón

ÁNGEL GARCÍA ·20/03/2010 - 12:00h

Juan Pablo recibe un gol en un penalti lanzado por Nekounam en el Osasuna-Sporting. - EFE

Los galácticos tendrán hoy delante más elementos de los previstos. Se enfrentan al Sporting y a Juan Pablo (León, 1978), el portero asociado a más remates a la madera de la competición, 14. "Sé que son muchos, pero todo lo que no entre en mi portería es positivo. Toda ayuda, aunque sea así, es buena", señala el meta.

¡Vaya partido! Invitados en el regreso del Madrid a su estadio tras caer en la Liga de Campeones...

Sí, tan atractivo, por el escenario, como complicado. La Liga es lo único que les queda y eso les hace más peligrosos, pero nosotros no damos nada por perdido. Tendremos opciones, aunque menos que en otros encuentros. Nuestro objetivo es hacerles jugar incómodos.

Pero el momento en Ligadel Madrid impone.

El Madrid siempre es el Madrid, con todo lo que implica; un gran equipo, una gran plantilla y grandes individualidades. La sorpresa es posible y es un partido en el que hay poco que perder y mucho que ganar.

Desde fuera se ve que algo debe de haber pasado para que un equipo confeccionado para ganarlo todo sólo aspire ya a la Liga.

Desconozco las causas porque no me incumben, pero, sin tópicos, esto es fútbol. Y no siempre el que más dinero tiene, gana. Si fuera así, todo sería previsible y aburrido. Lo bueno es que cualquiera puede ganar, y a ellos, con su plantilla, se les exige rapidez en los resultados y las crisis saltan a la mínima.

Con la Liga como único sustento, ¿su necesidad les hace aún más mortíferos?

No lo sé, pero sí que jugarán dolidos. No pueden perder el pulso con el Barça, la Liga es lo que les queda, pero también nosotros necesitamos los puntos para salvarnos cuanto antes.

En El Molinón fueron capaces de neutralizarlosy arañar un empate.

Pero el de hoy es un partido distinto y habrá otro Madrid enfrente. Entonces tenían bajas y ahora están mucho más acoplados. En teoría, su nivel debe ser más óptimo. Hoy deben ganar porque juegan en su campo, pero nosotros vamos a correr mucho y a jugar con el mismo sacrificio que en la primera vuelta. Tendremos que volver a hacer un partido de diez y ellos tendrán el balón.

Pero ustedes han mostrado una cara muy irregular en los últimos desplazamientos, exceptuando Zaragoza.

Dos partidos malos a domicilio no pueden oscurecer una trayectoria de 26. Esos partidos no mostraron nuestra línea habitual y, aunque la situación en la tabla es buena, sabemos lo que debemos hacer y que enfrente estará el líder.

No es habitual la pléyade de figuras que tendrá enfrente.

No me asustan, aunque por algo son jugadores reconocidos. A todos nos gustaría que jugaran en nuestro equipo, pero compitiendo todo puede suceder.

Como portero, pudiendo imaginar lo que le rematarán, ¿se preparade forma especial?

No, igual que todas las semanas. Sabes lo que hay enfrente y que, aunque seas el último, no depende todo de ti. Sé que todos mis compañeros van a jugar al cien por cien.

Imagine a Cristiano en un lanzamiento de falta cerca de su área. ¿Cómo intuyelo que puede suceder?

Pues prefiero ver cómo las lanza por la televisión. Da gusto verlo, no impedirlo. Es una cualidad ese lanzamiento que aúna fuerza y precisión. Yo lo que espero es que no tenga su día porque, si va bien pegada, poco se puede hacer.

Parece que la forma de pararle, para algunos, es pegarle. Desde el Madrid se exige más protección.

Cada uno lo intenta como puede y con sus armas, pero hay un límite que lo marca el reglamento. De todos modos, no sólo es Cristiano, también hay otros jugadores a los que les dan patadas, no es algo nuevo.

Otro que activa las alertas es Higuaín, en un momento de forma espectacular.

No es tan mediático, pero está que se sale. Sólo tiene 21 años y su caso confirma que el Madrid no sólo es Cristiano.

¿Tienen un plan para pararlos?

¡Son tan completos! Lo tienen todo: a ratos juegan colectivamente perfectos, como la segunda parte ante el Sevilla. Otras veces, sin tanta brillantez, dependen de individualidades. A nosotros solamente nos sirve estar perfectos .

Pero, sin ser su guerra, es una batalla que da más que quita.

Lo nuestro es la permanencia, otra liga que ellos no conocen. De perder, no pasa nada, pero puntuar es muy positivo.