Viernes, 19 de Marzo de 2010

El Gobierno chileno da prioridad a educación y a vivienda en la reconstrucción

EFE ·19/03/2010 - 15:49h

EFE - El nuevo ministro del Interior, Rodrigo Hinzpeter, señaló que hay 96 casos de desaparecidos que han sido oficializados con sus denuncias de presunta desgracia y alrededor de 800.000 damnificados. EFE/Archivo

El Gobierno chileno anunció hoy el primer paquete de medidas para la reconstrucción del país tras el terremoto del 27 de febrero, en el que dio prioridad a la reparación de las escuelas dañadas y a la protección de las familias que perdieron sus viviendas.

Las propuestas, con un coste que bordea los 110 millones de dólares, contemplan también la reactivación del sector pesquero en las localidades costeras que fueron arrasadas por el maremoto que siguió al terremoto de 8,8 grados en la escala de Richter.

Según las últimas cifras oficiales, el devastador sismo ha causado 452 muertos, 96 desaparecidos, 800.000 damnificados y daños calculados en 30.000 millones de dólares.

El plan fue presentado por los ministros de Interior, Rodrigo Hinzpeter; de Educación, Joaquín Lavín; de Planificación, Felipe Kast; de Economía, Juan Andrés Fontaine, y la portavoz del Ejecutivo, Ena Von Baer, todos ellos integrantes del comité de reconstrucción creado por el presidente Sebastián Piñera.

El titular de Educación aseguró que una de las prioridades del Gobierno es el inicio del curso escolar, que en las regiones más afectadas por el sismo se ha atrasado debido al mal estado en que quedaron las escuelas.

Este jueves, Piñera aseguró que 2.750 escuelas están inhabilitadas y cifró en casi un millón el número de niños que no han podido iniciar normalmente su año escolar.

Por eso, Lavín (ex candidato presidencial en 2000 y 2006) anunció hoy la creación de un fondo de 10.000 millones de pesos (unos 19 millones de dólares) para la reparación de colegios municipales, que abarcará desde la región de Valparaíso hasta la de La Araucanía.

"El objetivo de estos recursos es posibilitar reparaciones menores que permitan restablecer las clases antes del 26 de abril y que también se podrá utilizar para habilitar infraestructura social como colegios transitorios", explicó el ministro de Educación.

También se acordó la entrega de una beca mensual de manutención y transporte de 30.000 pesos (unos 57 dólares) para estudiantes universitarios de les regiones de O'Higgins, Maule y Biobío, las más devastadas, para evitar la deserción de alumnos de educación superior.

"Esta beca tendrá 20.000 cupos y se otorgará a cada estudiante por seis meses. Se priorizará según el nivel de ingresos de la familia y el daño provocado por el terremoto y el tsunami", precisó Lavín.

El ministro de Planificación, Felipe Kast, anunció el paquete de medidas de su cartera, que prevé la financiación de 20.000 cabañas de madera, también llamadas "mediaguas", que se sumarán a las 20.000 que se construirán con fondos provenientes de la campaña solidaria "Chile ayuda a Chile" del pasado 5 de marzo.

Para ello, el Gobierno selló un acuerdo con la ONG chilena Un Techo para Chile, que se comprometió a entregar las cabañas "antes del 11 de junio, día en que comienza el Mundial de Fútbol", dijo Kast.

Además, durante la próxima semana se entregarán 25.000 tiendas de campaña para la próxima semana a las familias que se encuentran en extrema precariedad para afrontar la llegada de la temporada de lluvias.

"Estas medidas son un complemento y no sustituyen a las soluciones definitivas en las que está trabajando el Ministerio de Vivienda", puntualizó Kast, quien precisó que el coste de las medidas asciende a unos 75 millones de dólares.

Sebastián Piñera indicó este jueves que hay "más de 200.000 viviendas destruidas o gravemente dañadas" por el terremoto.

El Colegio de Arquitectos, en tanto, informó hoy de en la Región Metropolitana, arquitectos voluntarios han visitado un total de 4.850 inmuebles entre edificios y viviendas para evaluar los daños.

Otro de los frentes del gobierno será la reactivación de los sectores productivos del país, en especial de la pesca, el principal medio de subsistencia en las zonas costeras devastadas por el tsunami.

El ministro de Economía, Juan Andrés Fontaine, anunció el programa "Volvamos a la mar", que incluye medidas para reactivas la pesca artesanal y la creación de empleo para los pescadores mientras retoman la normalidad en su actividad.

De este modo, el Ejecutivo cofinanciará la reparación o adquisición de nuevas embarcaciones con un aporte máximo de casi 4.000 dólares para los pescadores que estén inscritos en los registros de pesca y acrediten actividad durante el año 2009.

Además, los pescadores damnificados que no puedan retomar sus actividades serán incluidos en el programa especial para crear 60.000 puestos de trabajo anunciado ayer por el presidente.

El Gobierno chileno aseguró que en los próximos días el resto de ministerios darán a conocer sus medidas para contribuir a la reconstrucción del país tras el sismo, que generó pérdidas que Piñera cifró en casi 30.000 millones de dólares, el 17% del Producto Interno Bruto (PIB) chileno.