Viernes, 19 de Marzo de 2010

BA considera la huelga de la tripulación de cabina "profundamente lamentable"

EFE ·19/03/2010 - 16:22h

EFE - El secretario general de Unite, el sindicato que agrupa a la tripulación de cabina de British Airways (BA), Tony Woodley, habla con los medios en la oficina central de la confederación sindical británica Trade Union Congress (TUC) en Londres, Reino Unido.

El consejero delegado de la aerolínea de bandera británica British Airways, Willie Walsh, consideró "profundamente lamentable" la opción de huelga adoptada por su tripulación de cabina tras fracasar hoy las negociaciones entre ambas partes.

Walsh lamentó el desenlace de las conversaciones mantenidas estos últimos días entre la dirección de BA y el sindicato que representa a este colectivo, que votó a favor de esa medida en protesta por un plan de recortes propuesto por la directiva.

Ambas partes volvieron a reunirse hoy en un último intento para evitar el parón que empezará esta medianoche y estará vigente hasta el 22 de marzo.

Además, los trabajadores de BA también abandonarán sus puestos de trabajo entre el 27 y el 30 del este mes.

"Decenas de miles de empleados de BA están listos para atender a nuestros pasajeros y BA volará y continuará volando pese a estas jornadas de parón", afirmó Walsh, que consideró el desenlace de las reuniones con Unite "profundamente lamentable".

Este directivo agregó que continuaba dispuesto a negociar para tratar de llegar a un acuerdo "razonable" aunque insistió en que la aerolínea debe recortar costes.

Por su parte, el secretario general del sindicato Unite, Tony Woodley, dijo sentirse "decepcionado" ante el fracaso en los esfuerzos para evitar el paro y acusó a BA de buscar la "guerra" con el sindicato.

"BA no quiere negociar y quiere iniciar una guerra con este sindicato", afirmó este líder sindical.

La dirección de BA y Unite buscaban una solución que impidiera la huelga que llevarán a cabo los empleados de la empresa entre el 20 y el 22 de marzo y, también, entre el 27 y el 30 del este mes.

Walsh acudió hoy a la oficina central de la confederación sindical británica Trade Union Congress en Londres para mantener contactos con representantes de Unite.

Por su parte, esta mañana, el secretario general había afirmado que existía "buena voluntad" de ambas partes y confiaba en llegar a un acuerdo.

Los miembros de la tripulación de cabina votaron a favor de ir a la huelga ante una propuesta de la dirección de BA que pretende, entre otras medidas, la eliminación de 1.200 puestos de trabajo, la reducción de la dotación del personal de cabina en los viajes de larga distancia, y la congelación de los sueldos de la plantilla durante un mínimo de dos años.

La aerolínea anunció el miércoles que fletará más aviones de lo previsto para los días de parón laboral al haber aumentado el número de voluntarios para trabajar durante la huelga.

De este modo, la dirección de BA aseguró que el incremento en el número de vuelos para esas fechas permitirá transportar a casi 4.000 pasajeros más cada uno de los días de paro.