Viernes, 19 de Marzo de 2010

San Basilio asegura "uniré el alma del Palau de la Música con mis años de carrera"

EFE ·19/03/2010 - 14:07h

EFE - La cantante española Paloma San Basilio. EFE/Archivo

En un momento sosegado de su vida, se muestra ilusionada Paloma San Basilio por poder regresar este domingo 21 a Barcelona para ofrecer el concierto "Piano, Saxo, Bajo" en el Palau de la Música Catalana, un edificio emblemático del modernismo, donde, dice, unirá su alma con sus 35 años de carrera.

En una entrevista con Efe, la cantante ha aseverado hoy que su nuevo espectáculo, con el que ya lleva un tiempo de gira, "nace del alma -ha dicho-, de la emoción de estar, después de un largo recorrido, tranquila, desnuda y emocionada ante la gente que ha compartido contigo tantas cosas y de recuperar la esencia del por qué estás aquí y qué haces con tu voz".

"Piano, Saxo, Bajo" está inspirado en los clásicos del jazz y también en los temas que la han influenciado a lo largo de su trayectoria, en una "especie de banda sonora" de su vida, desde, recuerda, su infancia en Sevilla, cuando a los siete años aprendió a interpretar la copla, a su juventud, con impronta anglosajona y de la canción francesa.

En este concierto, que forma parte de la programación del Festival Milenio, también ofrecerá piezas de musicales, tanto de los que ha interpretado en numerosas ocasiones, como el exitoso "Evita", a otras que ahora ha querido rescatar de otros grandes espectáculos del siglo XX.

La artista aparecerá en el escenario acompañada por Patxi Pascual, director musical y teclista; Julio Aguad, que se encargará del saxo, y Pato Muñoz, que tocará el bajo.

"Los tres instrumentos -argumenta- me aportan la profundidad que necesito y el bajo -agrega- me da hondura; el piano construye melodías que van y vienen, mientras que el saxo dialoga con mi voz".

Todas las piezas del puzzle, sostiene, "se entremezclan, se apoyan y se estimulan en un concepto de libertad muy claro".

"Después de más de tres décadas de carrera -subraya-, no quiero más. Estos tres instrumentos son muy importantes y suficientes y los músicos manejan diferentes registros y tonalidades".

En este sentido, concluye que es un concierto que le va "como anillo al dedo al Palau de la Música".

Preguntada sobre si mantiene, como señaló en una entrevista hace unos meses, que se retirará en unos tres años, Paloma San Basilio matiza: "Lo que quiero decir es que no me veo dentro de diez años, que no voy a estar aquí eternamente".

"Se trata -prosigue- de transmitir la idea de que te puedes ir perfectamente y no pasa nada" y añade: "No creo que pertenezca a esa raza de cantantes que están hasta sus últimas consecuencias en el escenario".

En cuanto a nuevos proyectos musicales en el horizonte, tiene varios, uno de ellos muy relacionado con su hija Ivana, que vive en Los Ángeles (Estados Unidos), donde trabaja como compositora y productora, y que lleva dos años haciendo un disco para la cantante, pero le surgen otros proyectos y éste lo va dejando aparcado. "Sería bonito cerrar el círculo entre madre e hija, pero no tengo ninguna prisa y cuando esté, estará ", apostilla.

Por otra parte, no rehuye hablar de sus dos nietos, un niño de ocho años, que ya toca la batería, y una niña de seis que empieza a dar los primeros acordes en un violín. "En cuanto me descuide, tenemos un grupo y podemos hacer como la Familia Trapp (que inspiró "Sonrisas y Lágrimas"), pero en versión española", bromea.

Irene Dalmases