Viernes, 19 de Marzo de 2010

El Gobierno destinará 456 millones de euros para paliar los daños del temporal

Estarán destinados a recuperar las zonas afectadas por las lluvias y nieve, las playas y el transporte público

PÚBLICO / EFE ·19/03/2010 - 12:14h

La ministra de Medio Ambiente, Elena Espinosa, observaba ayer las obras de emergencia en las playas de Huelva que se están realizando tras los destrozos ocasionados por el temporal. EFE

El Consejo de Ministros, reunido hoy en Sevilla, ha aprobado destinar 456 millones de euros para paliar los daños causados por los recientes temporales en prácticamente todas las Comunidades Autónomas. La mayor parte, cerca de 200 millones, irán dirigidos a Andalucía.

Según los datos facilitados por el Gobierno, casi 165 millones tendrán como objetivo reparar los graves daños causados por las últimas lluvias torrenciales y nevadas en catorce comunidades autónomas (todas menos Asturias, Cantabria y Navarra) y la ciudad autónoma de Ceuta. Dentro de este mismo paquete se incluyen además compensaciones a los lugares afectados por incendios en los últimos meses de 2009

Otros 150 millones estarán destinados a recuperar las playas en las provincias del litoral, y 141 más a reparar las infraestructuras de transporte terrestre de titularidad estatal en Andalucía y Ceuta .

Las playas, en dos fases

Los 150 millones para las playas, que incluirán obras de mantenimiento y recuperación de las instalaciones dañadas y de aportación de arena, se distribuirán en dos fases.

La primera será un "plan de choque" hasta Semana Santa, que ya tiene proyectos en marcha para evitar perjuicios al turismo, y la segunda se desarrollará hasta el inicio de la temporada de verano, con el objetivo de que todas las playas estén ya en esas fechas en condiciones óptimas.

Transportes

Por otra parte, los 141 millones que se destinarán a las infraestructuras de transporte terrestre irán en su mayor parte a Andalucía (126,7 millones), aunque se han reservado 14,7 millones para Ceuta.

Del total, 73 millones irán dirigidos a reparar los desperfectos en la red de ferrocarriles y 67 millones a obras de carreteras.