Viernes, 19 de Marzo de 2010

El ministro alemán de Defensa en apuros tras la declaración de dos subordinados cesados

EFE ·19/03/2010 - 09:43h

EFE - El ministro alemán de Defensa, Karl-Theodor zu Guttenberg. EFE/Archivo

El ministro alemán de Defensa, Karl Theodor zu Guttenberg, se encuentra en apuros tras la declaración anoche de dos antiguos subordinados que fueron cesados por él con motivo de la polémica por un bombardeo ordenado por tropas alemanas en Afganistán que causó mas de 140 víctimas.

En su intervención anoche ante la comisión investigadora del caso en el Bundestag, el antiguo jefe del Estado Mayor del Bundeswehr (Ejército federal) Wolfgang Schneiderhan y el ex secretario de Estado de Defensa Peter Wichert negaron rotundamente haber ocultado información al ministro, causa supuesta de su cese.

A la salida del interrogatorio, representantes de los partidos de la oposición parlamentaria acusaron al titular de la cartera de Defensa de haber mentido al afirmar que le había sido retenida información tras reclamar todos los informes elaborados sobre el polémico bombardeo.

"En el caso de que Guttenberg haya mentido en relación con una decisión central del mando, no se sostiene como ministro de Defensa", señala hoy en declaraciones que publica el rotativo "Berliner Zeitung" el secretario de organización parlamentaria del Partido Socialdemócrata (SPD), Thomas Oppermann.

Otros diputados del SPD, Los Verdes y La Izquierda consideran que Schneiderhan y Wichert fueron cesados precipitadamente de sus cargos y que Guttenberg se encuentra tocado por la declaración de sus antiguos subordinados, mientras consideran inexplicable que no hablara con ellos antes de forzar su dimisión.

En su declaración ante la comisión parlamentaria, el que fuera el máximo militar alemán rechazó no haber informado suficientemente al ministro sobre el bombardeo realizado a principios de septiembre de 2004 a las afueras de la localidad afgana de Kunduz de dos camiones cisterna que habían sido robados por insurgentes.

En aquella operación, un caza estadounidense dirigido por tropas alemanas en tierra lanzó sendos misiles contra los dos camiones que habían embarrancado en el cauce del río Kunduz, causando la muerte de mas de 140 personas, en su mayoría civiles.

En parecidos términos se expresó Wichert, quien aseguró haber puesto a disposición del ministro todos los informes que se habían elaborado sobre el bombardeo y expresó ante los diputados de la comisión su indignación al ver que su honor fue puesto en entredicho.

Mientras tanto, el rotativo "Stuttgarter Zeitung" informa hoy de que la Fiscalía Federal ha abierto una investigación como sospechosos de crímenes de guerra contra el coronel alemán Georg Klein, el hombre que ordenó el bombardeo y dirigió la operación, y el oficial aéreo que estaba a sus órdenes en aquella ocasión.