Jueves, 18 de Marzo de 2010

Mediapro deberá aportar todos sus derechos del fútbol a AVS, según la sentencia

EFE ·18/03/2010 - 09:25h

EFE - El presidente de Mediapro, Jaume Roures durante su intervención en la presentación de la nueva campaña de lanzamiento de La Voz de Asturias "Más voz para más público" hoy en Oviedo.

La sentencia que condena a Mediapro a pagar 97 millones a Audiovisual Sport (AVS) por la denominada "guerra del fútbol", también la obliga a aportar todos sus derechos del fútbol a AVS y reconoce la eficacia del contrato firmado en julio de 2006 entre Audiovisual Sport, Mediapro, Sogecable y Televisión de Cataluña.

La sentencia condena a Mediapro al pago de 97 millones de euros, más intereses, por la explotación del fútbol hasta la decimonovena jornada de la temporada 2007/2008, informa el grupo PRISA en un comunicado.

AVS, señala la nota, reclamará adicionalmente las indemnizaciones correspondientes a la explotación de las temporadas siguientes y procederá a solicitar la ejecución de esta sentencia de forma inmediata.

La resolución del juzgado de primera instancia número 36 de Madrid, publicada en un comunicado por Prisa, obliga además a Mediapro a pagar las costas procesales.

AVS -de la que Sogecable controla el 80 por ciento y el 20 por ciento Televisión de Cataluña- demandó a Mediapro en julio de 2007 por incumplimiento del contrato alcanzado para la explotación de los derechos del fútbol en televisión.

Mediapro ha anunciado, por su parte, que recurrirá la sentencia y que tiene la intención de impugnarla.

Además ha recordado que en las dos ocasiones anteriores en que ha presentado recurso contra resoluciones de ese mismo juzgado en el caso de la "guerra del fútbol", la Audiencia de Madrid acabó dándole la razón.

Mediapro, por su parte, recalca en un comunicado que la sentencia de primera instancia no es firme, sino que se trata de una resolución "a la que espera un largo camino hasta alcanzar la firmeza judicial".

Según la compañía audiovisual, la sentencia del juzgado de Madrid no tiene aplicación en la actual explotación de derechos de los partidos de la Liga y Copa del Rey, "que no sufrirá ninguna modificación y continuará con absoluta normalidad".