Jueves, 18 de Marzo de 2010

Obama advierte a Israel del "peligro" de nuevas colonias

El director de la CIA afirma que está logrando acorralar a los líderes de Al Qaeda

 

ISABEL PIQUER ·18/03/2010 - 22:15h

Mike Theiler / efe - Obama y su vicepresidente, Biden, en el porche de la Casa Blanca.

La decisión de Israel de construir nuevos asentamientos "no ayuda" al proceso de paz, declaró Barack Obama en una entrevista a la cadena ultraderechista Fox News. El presidente de EEUU no quiso sin embargo calificar de crisis la escalada de tensión entre EEUU e Israel tras el inopinado anuncio del Gobierno de Binyamin Netanyahu, justo cuando su vicepresidente, Joe Biden, estaba en Jerusalén.

"Creo que la construcción de nuevos asentamientos no beneficia a la seguridad de Israel. Pienso que dificulta la paz con sus vecinos. Disgusta a los palestinos de una forma que podría terminar siendo peligrosa", advirtió Obama en una entrevista destinada a promocionar su plan de reforma sanitaria y en la que acabó hablando hasta de los problemas maritales de Tiger Woods.

El mandatario aseguró que las recientes diferencias entre los dos países se deben a que "los amigos a veces disienten" y volvió a asegurar que EEUU e Israel son "aliados cercanos" y "comparten una relación especial". Ahora, agregó, israelíes y palestinos, "deben tomar las medidas necesarias para recobrar la confianza".

Esas medidas incluirían, asegura la prensa israelí, forzar la dimisión del ministro de Interior israeli, Eli Yishai, quien anunció la construcción de las viviendas para colonos judíos en Ramat Shlomo. Pero Washington no ha recibido aún respuesta oficial a la reprimenda que la secretaria de Estado, Hillary Cinton, echó por teléfono a Netanyahu. "Seguimos esperando una respuesta", admitió uno de sus portavoces, Mark Toner, "no ha habido llamada. Mantenemos las consultas y esperamos que las dos partes se comprometan con el proceso".

Irán y el armamento nuclear

En cuanto a otra zona caliente de Oriente Medio, Obama también reconoció a la Fox que su oferta de diálogo con Irán no había tenido el resultado esperado: "Nuestra máxima prioridad es que Teherán no posea armamento nuclear. Por eso he trabajado tanto para movilizar a la comunidad internacional, con éxito," para aislar al Gobierno iraní.

Pero no todo son malas noticias en política exterior. El día anterior, el jefe de la CIA, Leon Panetta, aseguraba en una entrevista al Washington Post, que había forzado a Osama Bin Laden y sus secuaces a retirarse a áreas más aisladas de la frontera entre Pakistán y Afganistán.

Panetta reveló que está acometiendo "una de las operaciones más agresivas de la historia de la CIA", reconociendo así la guerra secreta que se libra en la zona. Esta ofensiva secreta ha afectado directamente la capacidad operativa de Al Qaeda para llevar a cabo nuevos ataques. "Les estamos haciendo huir", dijo el responsable de la agencia de inteligencia.