Jueves, 18 de Marzo de 2010

El 'Inca Supremo' pasa sólo 16 días encarcelado

En libertad los 54 detenidos en la redada contra los Latin King

Ó. LÓPEZ-FONSECA ·18/03/2010 - 22:25h

EFE - Una responsable policial enseña a la prensa parte de la parafernalia incautada a los Latin King detenidos.

Del 17 de febrero al 4 de marzo. Exactamente, 16 días. Ese es el tiempo que ha pasado en la cárcel Rommel Fabricio G. S., el joven presentado por la policía tras su detención el 14 de febrero como el Inca Supremo, el supuesto máximo responsable en España de la banda juvenil Latin King. Los otros 53 jóvenes que fueron arrestados en aquella macrorredada, presentada en su día por los responsables policiales como la mayor desarticulación de la cúpula de este grupo, se encuentran también en libertad desde hace semanas.

Así lo ha podido confirmar Público con fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Madrid, que recuerdan que de aquellos 54 jóvenes, sólo 11 fueron puestos en su día por la policía a disposición del Juzgado de Instrucción número 26 de la capital, el encargado de instruir la causa por aquella operación. El resto salió directamente en libertad desde las dependencias policiales. Fue la titular de este juzgado la que a comienzos del presente mes dio la orden de excarcelar a los cinco últimos latin king que permanecían en prisión.

"A la vista de las pruebas existentes y de las acusaciones que hay contra ellos, y tras valorar que estas no justifican su permanencia en prisión, se ordenó su puesta en libertad provisional", recalcaron las fuentes judiciales consultadas.

La policía puso a disposición judicial a 11 de los detenidos

Rommel Fabricio —que ya había estado encarcelado entre agosto de 2008 y octubre de 2009 por desobediencia y lesiones— y los otros diez jóvenes que ingresaron en prisión están aún acusados de los delitos de asociación ilícita, amenazas graves, coacciones graves y lesiones. Los otros 43, únicamente de asociación ilícita.

Orden de la fiscalía

Según justificaron fuentes policiales a este diario, estos últimos no pasaron entonces a disposición judicial por orden expresa de la Fiscalía de Madrid: "Cuando se trata de un delito menor, como es el de asociación ilícita [castigado con penas de uno a tres años de prisión] y no se tienen antecedentes, lo habitual es que se les ponga en libertad sin que pasen por el juzgado".

El resto asegura que ni siquiera los han llamado a declarar al juzgado

Estas mismas fuentes recalcan que, pese a ello, todos los entonces detenidos siguen encausados y con la obligación de comparecer ante el juez cuando este se lo requiera.

No obstante, fuentes cercanas a parte de estos 43 jóvenes aseguraban hoy a este diario que ninguno había sido llamado hasta ahora por el juzgado para prestar declaración por esta causa. "Alguno, incluso, se ha pasado por él para saber qué tenía que hacer, sin obtener respuesta", añaden estas fuentes que insisten en acusar a la policía de criminalizar a todos los integrantes de este grupo juvenil. "No todos son delincuentes, ni mucho menos", recalcan.

Investigación policial

Aquella operación fue publicitada por los responsables policiales como la más importante de los últimos meses contra esta banda juvenil, calificada de violenta. En una multitudinaria rueda de prensa, se mostró a los medios de comunicación la numerosa parafernalia incautada al grupo cuando celebraban en un local alquilado de la capital el décimo aniversario de la creación del grupo en Madrid. Había banderas, pañuelos, libros con las oraciones que sus miembros pronuncian en las ceremonias de coronación de sus líderes y decenas de collares de 360 cuentas doradas y negras que los latin king utilizan como galones para recalcar su posición dentro de la jerárquica organización.

Según se informó entonces, la investigación sobre el grupo se había iniciado en diciembre de 2009, cuando la policía detectó un incremento de las reuniones de estos jóvenes en parques de la capital. En una primera fase, desarrollada en enero, fueron detenidas 10 personas. La segunda tuvo lugar el domingo 14 de febrero. Ese día cayeron los otros 44 latin king. Entre ellos, había cerca de 40 reyes —término utilizado en la banda para denominar a sus jefes— además de su máximo responsable, el Inca Supremo. Ahora, todos están en libertad.