Jueves, 18 de Marzo de 2010

Villa deshace el caos de Bremen

El 'guaje' con un 'hat-trick' mete al Valencia en cuartos en un partido que llegó a ir ganando por 1-3 y acabó con empate a cuatro ante el Werder

AGENCIAS ·18/03/2010 - 21:08h

REUTERS - David Villa celebra el cuarto gol del Valencia ante el Werder Bremen.

Un partido de locos el que se ha vivido en Bremen con saldo a favor del Valencia gracias a un magistral Villa. El conjunto ché acabó empatando 4-4 con un 'hat trick' del asturiano y otro tanto de Mata y se clasifica para los cuartos de final de la Europa League.

El equipo que entrena Unai Emery jugará la ida de los cuartos de final el 1 de abril, mientras que la vuelta se jugará el día 8. El conjunto blanquinegro conocerá mañana a su rival en el sorteo de la UEFA y el camino que deberá de recorrer hasta llegar a la final de Hamburgo.

El partido empezó con un zarpazo de Villa antes de que se cumpliera el minuto dos. El asturiano recibió un envío de Silva y cruzó ante la salida del portero Wiese. En un plis plas el Valencia había volteado el empate a uno de la ida. El Werder Bremen todavía no se había acostumbrado a su nuevo césped y ya tenía que apelar a la heroica.

El choque subió de revoluciones a medida que pasaron los segundos, en el minuto 6, Wiese sacó otro remate de Villa a bocajarro, y en la portería contaría Pizarro cruzó demasiado un balón cuando en la grada veían el empate. El conjunto alemán encontró una autopista sin peaje por la banda de Miguel.

Cuando no se había llegado al cuarto de hora, Silva volvió a sacar su varita para enviar otro balón a la espalda de la defensa local para que lo recogiera Mata y lograra un esperanzador 0-2. Con ese resultado, el técnico alemán quitó del terreno de juego y sacó a Almeida para tener más pólvora arriba.

La maniobra no le pudo salir mejor a Schaaf porque a los tres minutos, en el 25, vio como el portugués marcó el 1-2 y le devolvía parte de la sonrisa perdida. Eran momentos complicados para la defensa del Valencia que se vio agobiada con las continuas llegadas de los jugadores locales. César tuvo que tirar de galones y experiencia para tratar de abortar todas las ocasiones.

El tramo final de la primera parte tuvo claro color local, hasta que Silva volvió a aparecer en el minuto 44 para sacarse otro pase de la chistera, tras un recorte en la línea de fondo, para ceder a Villa que remató tras cambiarse el balón de pie.

El 1-3 psicológico hizo mucho daño al Werder Bremen, mientras que al Valencia le dio alas para la segunda mitad.

Un penalti inocente de Alba dio alas al Werder

El encuentro se reanudó con cambios por parte del Valencia.

Emery dio entrada a Jordi Alba por Bruno y a Fernandes por un desaparecido Joaquín. Transcurrió el partido bajo el dominio blanqunegro cuando Alba cometió un inocente penalti sobre Marin que transformó Frings, como en el encuentro de ida en el minuto 56.

El tanto volvió a meter a los germanos en el partido, aunque aún necesitaban anotar dos goles más para pasar los cuartos de final. La fortuna le sonrió a los locales porque en el minuto 61 Marko Marin anotó el empate a tres, tras culminar una jugada ensayada. El habilidoso delantero alemán contó con la ayuda de un rebote que desvió el balón hacia la meta de César.

Las desgracias nunca vienen solas y Marchena se lesionó cuando quedaban 25 minutos para acabar el encuentro. Emery tuvo que sacar a Michel y retrasar a Fernandes y Maduro como centrales. Cuando peor estaban las cosas para el Valencia, otro destello de calidad de Villa supuso el 3-4 en el marcador. El asturiano culminó una contra para firmar un 'hat-trick'.

El gol del 'Guaje' sí que hizo daño en la parroquia local. Schaaf se la jugó con el último delantero que le quedaba en el banquillo por un defensa, y en el minuto 83 Pizarro anotó el empate a cuatro. Los últimos minutos fueron de infarto pero el marcador no se movió y el Valencia se ganó por méritos propios pasar a la siguiente ronda.