Jueves, 18 de Marzo de 2010

El esturión, en riesgo de extinción por culpa del caviar

La "implacable explotación" de sus huevas, consideradas las más deliciosas del mundo, diezma su población

EFE ·18/03/2010 - 17:30h

La "implacable explotación" del caviar negro, las huevas sin fecundar del esturión y consideradas las más deliciosas del mundo, ha diezmado la población de este pez hasta situarlo como la especie con mayor riesgo de extinción, según la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (IUCN).

El kilo de caviar del esturión de Beluga del Mar Caspio puede venderse hasta por 10.000 dólares (7.300 euros), lo que incita a la recolecta masiva, tanto legal como ilegal, y lo que representa la "mayor amenaza" para la supervivencia de este animal. De esta forma, el exceso de pesca también ha degradado el hábitat de la región del Caspio, cuyo mar emerge como el principal productor de caviar.

El 85% de esturiones se encuentra actualmente en peligro de extinguirse, un porcentaje que ha conducido a este animal a encabezar el grupo de especies más amenazados de la "lista roja" de la IUCN. La última revisión de esta clasificación detectó que estaban amenazas las 18 especies de esturión que se habían examinado en Europa y Asia. Asimismo, 27 especies de esturión se hallan en la lista roja de la IUCN, con el 63% clasificadas como "en situación crítica", la categoría de mayor riesgo del informe.

Situación alarmante

El esturión de Beluga del Mar Caspio aparece por primera vez en esta "situación crítica", junto al resto de importantes especies comerciales del Mar Caspio. Los esturiones pueden vivir hasta 100 años y no se reproducen anualmente, lo que supone que se tardaría varios años en recuperar los descensos de población.

El halo de esperanza para estas especies es su habilidad de producir millones de huevos, recalca la citada Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza. Para el director de valoración de especies marinas globales de la IUCN, Kent Carpenter, el riesgo de extinción resulta "alarmante", dada la particular vulnerabilidad del linaje del esturión.