Jueves, 18 de Marzo de 2010

A Madoff le rompen la cara y las costillas en la cárcel

El financiero fue atacado por un recluso el pasado diciembre, pero las autoridades ocultaron sus lesiones reales

PÚBLICO.ES ·18/03/2010 - 11:56h

AFP - Bernard Madoff.

Bernard Madoff parece estar pagando con algo más que con la privación de libertad sus estafas millonarias. Según informa el diario norteamericano The Wall Street Journal, Madoff ha sido atacado por un interno de la cárcel donde cumple sus 150 años de condena. 

El ataque ocurrió en diciembre y que le provocó la rotura de varias costillas, la nariz y numerosos cortes en la cara. Por esta razón, el 18 de ese mes, Madoff fue trasladado a un centro médico de mínima seguridad para recibir tratamiento por sus heridas. 

Según el diario económico, las autoridades aseguraron entonces que el preso sufría de problemas de salud relacionados con la hipertensión y con mareos, motivo por el que se le trasladaba. 

Las fuentes usadas por el periódico son tres internos que han confirmado el incidente, entre ellos uno que ya se encuentra fuera de la prisión de Butner, donde Madoff cumple condena. Según el ex preso, el agresor es un hombre fornido que se encuentra en prisión por tráfico de drogas. 

La agencia de prisiones asegura que investigaron el incidente y que el propio Madoff aseguró que no había sido asaltado. "Ningún interno ha comunicado ningún tipo de agresión", asegura una portavoz. Además añaden que el escenario es "virtualmente imposible" porque el agresor reside en una unidad diferente a la de Madoff. Algo que desmiente una de las fuentes del Wall Street Journal, que asegura que prisioneros de distintas unidades interactuan durante los días de trabajo y que pueden abandonar sus unidades para comer. 

El diario también cita a Denise Simmons, una portavoz de la prisión, que asegura "no tener conocimiento o información para confirmar la agresión". Al parecer, Madoff ya habría vuelto su celda original en una zona de mediana seguridad, tras haber recibido tratamiento médico. 

No es el primer incidente que sufre el financiero en prisión, ya que en octubre de 2009 ya protagonizó una pelea con uno de los internos