Jueves, 18 de Marzo de 2010

El Papa ultima su plan contra la pederastia

Benedicto XVI firmará mañana una carta con medidas de obligado cumplimiento

J. BASTANTE / I. S. DE UGARTE ·18/03/2010 - 00:20h

Benedicto XVI, ayer, en el Vaticano. - afp

Benedicto XVI parece determinado a aplicar la doctrina de tolerancia cero ante los abusos sexuales en el clero, cuya existencia se ha destapado en docenas de países en las últimas semanas. Y no sólo en Irlanda. También en su patria natal, Alemania. El Papa, en su audiencia de ayer a los fieles irlandeses, anunció que mañana firmará una carta a los católicos de este país, convulsionados con el escándalo de abusos sexuales. Se prevé que esta misma semana el Papa también se dirija a las víctimas de pederastia en Alemania.

"Como sabéis, en estos meses recientes la Iglesia en Irlanda se ha visto gravemente sacudida como consecuencia de la crisis de los abusos a niños. Como signo de mi profunda preocupación, he escrito una Carta Pastoral que trata de esta dolorosa situación", afirmó Ratzinger. Según las fuentes consultadas, la carta será rotunda y no dejará espacio para excusa alguna. En la misiva ofrecerá medidas de obligado cumplimiento para obispos y clero con el fin de erradicar los casos de pederastia, denunciar a los culpables, indemnizar a las víctimas y proceder a un control exhaustivo de los aspirantes al sacerdocio.

"Mi esperanza es que ayude en el proceso de arrepentimiento, curación y renovación", añadió el Papa, que también podría escribir una misiva similar a los católicos alemanes, según reveló el obispo Jarl Jünsten: "Se trata de su patria, así que seguro que contaremos esta misma semana con un pronunciamiento".

Brady pide perdón

El anuncio de Benedicto XVI coincidió con la petición pública de perdón que hizo ayer en Irlanda el cardenal Séan Brady. El prelado pidió disculpas por su polémica intervención en un caso de abusos sexuales hace 35 años, cuando obligó a dos niños a silenciar la agresión.

Por primera vez, no descartó tener que presentar la dimisión como primado de la Iglesia irlandesa, tal y como le exigen las víctimas. "Quiero decir a todos los que se han sentido heridos por cualquier error mío que les pido perdón con todo mi corazón", dijo Brady. "También a todos los que he decepcionado. Me siento avergonzado por no haber defendido los valores en los que creo", concluyó.