Jueves, 18 de Marzo de 2010

Sanidad quiere rebajar el negocio farmacéutico

Propone este jueves a las autonomías un cambio legal para que los laboratorios asuman un recorte en el gasto en medicamentos

AINHOA IRIBERRI ·18/03/2010 - 00:30h

ángel navarrete - La ministra de Sanidad, Trinidad Jiménez, negociará hoy su propuesta con las autonomías.

El Gobierno ha encontrado la receta para garantizar la sostenibilidad del Sistema Nacional de Salud (SNS), amenazada por la crisis económica, sin que los usuarios paguen un coste por ello: recortar el negocio de las farmacéuticas mediante una reforma legal.

La ministra de Sanidad y Política Social, Trinidad Jiménez, propondrá hoy esta solución a los consejeros autonómicos del ramo en un Consejo Interterritorial extraordinario, convocado para alcanzar un pacto por la sanidad.

La factura pública farmacéutica supera en la actualidad los 12.500 millones de euros anuales, lo que supone entre un 25% y un 40% del gasto sanitario total, según cada comunidad autónoma. Esta sangría económica, que Jiménez ha calificado en varias ocasiones de problema "estructural", se arrastra desde hace muchos años, sin que hasta la fecha se haya sabido frenar.

La propuesta quiere blindar el Sistema Nacional de Salud frente a la crisis

Aunque habrá que esperar al final de la reunión de esta tarde para confirmar el acuerdo y conocer qué medidas concretas forzarán esta carga adicional sobre los laboratorios, fuentes del Ministerio adelantan que serán necesarias "modificaciones legales" para obligar a la Industria a contribuir al necesario ahorro en el gasto farmacéutico.

Frente a la posible aprobación de medidas restrictivas del gasto sanitario, Sanidad quiso ayer dejar claro que "no van a afectar al ciudadano". Se cumple así una promesa de la ministra Jiménez, que ha declarado en varias oportunidades su oposición a la implantación del copago sanitario, que permitiría gravar directamente al usuario parte del coste de los medicamentos que utiliza. "Se mantendrá el mismo sistema sanitario que tenemos y el ciudadano no tendrá que pagar", insistieron fuentes del ministerio.

El gasto público en fármacos supera los 12.500 millones de euros anuales

La propuesta catalana

El polémico copago fue propuesto por el Gobierno catalán en 2005, tras la presentación del Informe Vilardell, elaborado por una comisión de expertos a petición de la Generalitat. El documento proponía el copago como posible solución a la amenazada sostenibilidad del sistema sanitario, que reconocen desde la propia ministra a la mayoría de los consejeros de Salud de las distintas comunidades autónomas.

La consellera de Salut de Catalunya, Marina Geli, declaró el pasado 23 de febrero que el copago en el ámbito de la sanidad era "un debate pendiente", aunque evitó pronunciarse sobre la postura al respecto del actual Ejecutivo catalán.

El Gobierno pretende evitar que el recorte afecte de ningún modo a los usuarios

Más genéricos

Aunque Sanidad no quiso adelantar el modo en el que se cargará sobre la industria farmacéutica parte del gasto sanitario, un sector que podría verse beneficiado es el de los medicamentos genéricos, cuyo consumo habría que impulsar, según el portavoz de la Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública (FADSP) Marciano Sánchez Bayle.

Sólo el 14% de los fármacos que se consumen en la actualidad en España financiados con dinero público son genéricos, por debajo del porcentaje observado en otros países de la UE.

El portavoz de la FADSP opina también que se deberían tomar medidas para "eliminar el márketing hacia los prescriptores". Sánchez critica que la industria invite a los facultativos, que son sus clientes, a los congresos médicos. "Al final, esos viajes los paga la hacienda pública", reflexionó.

La patronal que agrupa a la mayoría de los laboratorios en España, Farmaindustria, declinó ayer hacer una evaluación sobre la intención del Ejecutivo. "Como no tenemos ninguna información real, no nos parece prudente hacer ninguna declaración", comentó un portavoz de la patronal.

Eso sí, desde Farmaindustria recordaron su colaboración desde que arrancó la crisis con el Gobierno socialista que preside José Luis Rodríguez Zapatero. "En marzo de 2009 llegamos a un entendimiento con Sanidad para hacer la mayor inversión en la historia de I+D, así como para mantener el empleo, siendo uno de los pocos sectores que lo hemos conseguido", recalcaron.

Noticias Relacionadas