Jueves, 18 de Marzo de 2010

Descartes envenenados

Robben y Sneijder tienen actuaciones decisivas con el Bayern y el Inter, respectivamente

G. C. ·18/03/2010 - 08:20h

Sneijder, en el partido del martes ante el Chelsea. - efe

El Madrid hizo caja con ellos. 40 millones de euros. Un pequeño alivio económico tras el brutal desembolso (254) al que se obligó el nuevo presidente para recuperar la ilusión de la alicaída hinchada. Poco importaron las frases del entrenador desaconsejando su venta. Pellegrini fue especialmente explícito en el caso del centrocampista: "No quiero que se marche".

Dio igual. Sneijder y Robben tuvieron que hacer las maletas. El club blanco no tenía otras alternativas llamativas de venta entre el paquete de lo que la dirección deportiva consideró futbolistas secundarios. La decisión, ahora, se le ha vuelto en contra. Ambos descartes han sido decisivos con sus respectivos equipos en la clasificación a cuartos de final de la Liga de Campeones. El Madrid se quedó en octavos sin que sus nuevas estrellas supieran evitarlo.

La semana pasada, el Bayern estaba fuera de la Champions. Perdía por 3-1 ante el Fiorentina y el 2-1 de la ida no valía a los alemanes. A cuarto de hora del final de la eliminatoria, Robben agarró el balón frente al área, algo escorado a la derecha, amagó hacia fuera, se perfiló hacia dentro y conectó un zurdazo que se adentró en la portería por una escuadra. El Bayern se clasificó gracias a ese futbolista "propenso a las lesiones" del que se deshizo el Madrid.

Con Sneijder pasó algo parecido el martes. Su dirección en el centro del campo fue clave para que el Inter bailara al Chelsea en Londres. Dio la asistencia a Etoo en el gol y un recital de pases de peligro.