Miércoles, 17 de Marzo de 2010

Millet y Montull desviaron 2,6 millones para obras en sus viviendas

El informe pericial de Hacienda afirma que los ex dirigentes del Palau pagaron así reformas en sus casas y las de sus hijas

EFE ·17/03/2010 - 17:06h

El informe pericial encargado por el juez a técnicos de Hacienda cifra en 2,6 millones de euros la cantidad que Fèlix Millet y Jordi Montull desviaron del Palau de la Música para financiar obras en sus viviendas particulares y en las de sus familiares.

En las conclusiones de ese primer informe los peritos de Hacienda constatan que los antiguos dirigentes de la entidad cargaron obras de reforma y ampliación de sus viviendas por valor de 2,6 millones de euros a los presupuestos de la Fundación Palau de la Música y el Consorcio del Palau de la Música entre los años 2005 y 2009.

Ese primer avance del análisis de las cuentas del Palau remitido al juzgado de instrucción número 30 de Barcelona confirma así una pequeña parte del saqueo perpetrado presuntamente por Fèlix Millet y Jordi Montull, que las auditorías encargadas por el Consorcio del Palau de la Música y la Fundació Palau de la Música elevan al menos a 34 millones de euros.

Los peritos de la Agencia Tributaria han emitido ese informe tras analizar la facturación de una decena de empresas a las que Fèlix Millet y Jordi Montull encargaron reformas en sus viviendas particulares, así como en la de sus hijas Gemma Montull, también imputada por el saqueo, y Laila Millet.

Entre las facturas  figura el proyecto de ampliación de una casa familiar

Esas facturas figuraban en las cajas con documentación que los Mossos d'Esquadra se incautaron en el registro del Palau de la Música el pasado verano, a raíz de la querella presentada por la Fiscalía de Cataluña por el saqueo del Palau de la Música.

Entre las facturas por obras particulares que Millet cargó a los fondos del Palau figura el proyecto de ampliación de una casa familiar aislada que posee en L'Ametlla del Vallès (Barcelona), un desvío que el propio imputado reconoció en la carta de confesión que envió al juez instructor y que cifró en 1,3 millones de euros.

El resto de las facturas falsas que recoge el informe de Hacienda corresponden a trabajos de mantenimiento o reforma de las casas de los imputados y sus familiares, entre ellas propiedades de Jordi Montull en Teià (Barcelona) y la calle Provença de Barcelona, que en su mayoría fueron realizadas por las empresas Trioba y FM2.

Televisores, baños de mármol, barbacoas...

El desvío de fondos constatado en el informe de Hacienda sirvió también para financiar la instalación de equipos tecnológicos y audiovisuales en las viviendas de los imputados, como un televisor de última generación que costó 2.000 euros y pagó el Consorcio del Palau de la Música.

El análisis de los peritos incluye facturas emitidas por la empresa IN2, que en los dos últimos años cargó al Consorcio como trabajos de mantenimiento del Palau obras que realmente correspondían a viviendas de Millet y de los otros dos imputados.

La defensa de Millet y Montull alega que el IVA debe ser excluido de la suma

Esas facturas, que también fueron analizadas por los Mossos d'Esquadra, incluían trabajos de todo tipo, desde la instalación de duchas termostáticas, el pulido del mármol de un baño, la reforma de una barbacoa o el montaje de unas persianas eléctricas, hasta la reparación de una cafetera, un depósito de agua o un vídeo-portero.

El dictamen de Hacienda mantiene también que las facturas falsas llevaban sumado el IVA correspondiente, pese a que éste no debía ser deducido por la Fundación ni el Consorcio porque los trabajos a que correspondían no tenían relación con sus actividdes.

De hecho, la defensa de Millet y Montull alega que el IVA debe ser excluido de la suma del desvío, un hecho que los auditores del Consorcio discutieron alegando que Hacienda les podría reclamar el dinero del impuesto y eso supondría un perjuicio para ellos

Noticias Relacionadas