Miércoles, 17 de Marzo de 2010

El juez impone a Munar una fianza de 350.000 euros

La ex presidenta del Parlament balear debe abonar 2,5 millones por responsabilidad civil

NÚRIA FELIP ·17/03/2010 - 16:59h

La ex presidenta del parlament balear abandona los juzgados de palma después de declarar como imputada en el caso maquillaje. JAIME REINA

El juez instructor del caso Maquillaje impuso anoche a la ex presidenta del Parlament balear, Maria Antònia Munar, una fianza de 350.000 euros que deberá abonar antes del viernes a las 14 horas. Asimismo, Juan Ignacio Lope Sola dictó que la también ex presidenta de Unió Mallorquina (UM) debe abonar otra fianza, por responsabilidad civil, de más de 2,5 millones de euros. Una cantidad que la imputada tiene que ingresar antes de las 21 horas de hoy si no quiere que se le embarguen los bienes. Maria AntòniaMunar ya ha entregado su pasaporte y no puede salir del territorio nacional.

A Munar se le imputan seis delitos: negociaciones prohibidas, malversación de fondos públicos, prevaricación, falsedad documental, cohecho y delito electoral en este caso.

La decisión la tomó ayer el juez, después de oír su declaración, en el marco de este caso que investiga un supuesto desvío de fondos públicos desde el Consell de Mallorca, que ella presidía durante la legislatura pasada. Durante su comparecencia, Munar defendió su inocencia y negó haber cometido irregularidades por lo que respecta a la concesión de contratos y subvenciones a empresas audiovisuales vinculadas a UM.

Así, descargó en quien fue su mano derecha, Miquel Nadal, toda la responsabilidad. Precisamente el ex vicepresidente del Consell de Mallorca y sucesor de Munar en la presidencia de UM apuntó a ella como responsable de una presunta financiación ilegal del partido. Fue esta confesión la que obligó a Munar a dimitir como presidenta del parlamento balear y abandonar su acta y la política, cuando su delfín dijo haber recibido 300.000 euros para comprar el 50% una productora.

Por otra parte, y en otro caso que también afecta a miembros de Unió Mallorquina, la jueza que instruye la operación Voltor (buitre, en catalán) decretó prisión eludible bajo fianza de 100.000 euros para los cuatro detenidos el lunes en la segunda fase de esta causa. Entre ellos se encuentra el ex conseller de Turismo por UM, Francesc Buils; el empresario Jacinto Farrús, y dos informáticos de la empresa Minser.

Adjudicaciones a dedo

La pieza, que está bajo secreto de sumario, versa sobre supuestas adjudicaciones, a dedo, de contratos a empresas afines a este partido durante la pasada y la actual legislatura, cuando Buils era el responsable de Turismo en el Consellde Mallorca y en el Govern, respectivamente. Los cuatro imputados deben abonar la fianza antes de mañana a las 13 horas y entregar sus pasaportes, además de comparecer cada 15 días en el juzgado.

Noticias Relacionadas