Miércoles, 17 de Marzo de 2010

Reino Unido también quiere desconectar a los internautas

Las operadoras estarán obligadas a bloquear el acceso a páginas con material protegido

MIGUEL ÁNGEL CRIADO ·17/03/2010 - 13:39h

Parliamentary copyright images - La Cámara de los Lores, durante un pleno.

EL modelo fráncés de combatir el P2P ha cruzado el Canal de la Mancha. La Cámara de los Lores del Reino Unido aprobó ayer la Digital Bill . Esta ley recoge la desconexión de los internautas que compartan archivos con copyright. Además, también exigirá el deber de colaboración de los proveedores de acceso y operadoras (ISP) para bloquear el acceso a páginas de enlaces P2P.

La norma, que aún debe ir a la Cámara de los Comunes (lo que en España sería el Congreso de los Diputados), prevé un sistema aún mas radical que el francés. Los propietarios de derechos de autor podrán exigir a los ISP que envíen notificaciones a sus usuarios que hayan descargado archivos protegidos. Las entidades de gestión sólo tendrán que facilitar las direcciones IP sospechosas.

La industria cultural también podrá pedir listas de infracción de la propiedad intelectual con un informe de descargas por usuario. Con esta información, podrá iniciar una demanda contra él.

Un segundo aspecto de la Digital Bill es la atribución de medidas especiales al Ofcom , el organismo que, como hace en España la CMT, está encargado de las telecomunicaciones en el Reino Unido. El Ofcom podrá ordenar a los ISP la aplicación de medidas técnicas contra los usuarios. Esta irán desde la atenuación de la velocidad de descarga hasta la desconexión por un año de los que más archivos descarguen.

Aquí, la iniciativa será del Ministerio de Interior británico que, según denuncian los grupos de derechos civiles británicos, actuará bajo petición de la industria cultura.

"Los derechos del pueblo están en peligro", dijo el director del Open Rights Group . "La Ley no exige ninguna prueba antes de imponer un castigo tan duro a los acusado de infringir los derechos de autor", añadió. Para este activista, la norma también "abre la puerta a un aumento de poderes sin el escrutinio democrático". 

A los usuarios deconectados sólo les quedará la posibilidad de acudir a los tribunales para revertir la desconexión. Open Rights Group y otros colectivos ha convocado una manifestación de protesta para el próximo miércoles bajo el lema "Stop a la desconexión".

Deber de colaboración de los ISP

Otra medida, que no estaba en la versión del texto enviado por el Gobierno, prevé que los proveedores de acceso bloqueen las páginas que, según la industria cultural, violen la propiedad intelectual. En esta ocasión, la orden solo podrá darla un juez.

La ley debe ahor aser revisada por la Cámar a de los Comunes y se espera que esté lista para mayo.