Miércoles, 17 de Marzo de 2010

iPhone, el móvil "prohibido" en Microsoft

Algunos trabajadores de la empresa de Windows prefieren esconder su iPhone por temor, según el 'Wall Street Journal'

EUROPA PRESS ·17/03/2010 - 11:57h

Un teléfono iPhone.- AFP PHOTO/Frederic J. BROWN

Utilizar un iPhone y ser empleado de Microsoft pueden ser dos actividades incompatibles. Las políticas de la empresa de Redmond respecto al uso de terminales de la competencia se han endurecido hasta el punto que algunos empleados que usan el móvil de Apple se han visto obligados a ocultarlos para no sufrir las ira de Steve Ballmer, director ejecutivo de la compañía.

Todo comenzó el pasado septiembre cuando en una reunión de todos los empleados de la empresa en un estadio de Seattle un trabajador de la firma intentó utilizar un iPhone para retratar a Ballmer durante su discurso. Ballmer, arrebató el iPhone de las manos del empleado, lo colocó en el suelo y fingió pisarlo en frente de los miles de trabajadores de Microsoft, según informaron al diario Wall Street Journal algunos de los presentes.

Según parece, Ballmer utiliza teléfonos de diferentes fabricantes pero sólo aquellos que funcionan con software de Microsoft.

El efectista acto de Ballmer podría resultar una mera anécdota si el uso de iPhone fuese mínimo, pero según empleados de la empresa cerca de 10.000 trabajadores accedieron a su correo electrónico profesionales a través de estos 'smartphones' lo que supone el 10% del total de los trabajadores de Microsoft.

El uso del iPhone de Microsoft es el último episodio entre la ya eterna rivalidad entre Apple y Microsoft, dos gigantes tecnológicos que compiten tanto en 'software' --Windows, Mac OS-- como en 'hardware' --Zune, iPod--.

Para los ejecutivos de Microsoft, el uso del iPhone en la empresa es comparable a que los empleados de Coca-Cola bebiesen Pepsi delante de sus jefes, especialmente desde que la empresa de Redmond decidió competir en el sector de los sistemas operativos para móviles.

Algunos trabajadores de Microsoft decidieron seguir utilizando sus iPhone pero con mayor discreción. Según declararon algunos de ellos, cuando están ante ejecutivos, procuran llevar sus móviles en fundas que ocultan el teléfono para hacerlos parecer como dispositivos genéricos.

¿Y Gates?

Aparte de Ballmer y los ejecutivos hay otra persona que todavía no se ha visto tentada por iPhone. En una aparición en el programa The Daily Show de Jon Stewart, el anfitrión preguntó a Bill Gates si ahora que había abandonado sus responsabilidades en Microsoft para dedicarse a la filantropía podía permitirse tener un iPhone. Gates fue claro: "Soy un usuario muy leal de Microsoft.

Noticias Relacionadas