Miércoles, 17 de Marzo de 2010

Bruselas critica la imprecisión y el optimismo del Gobierno

La Comisión pide más detalles a España sobre sus medidas para paliar el déficit y le urge a acometer una reforma de las pensiones

PÚBLICO.ES/EUROPA PRESS ·17/03/2010 - 12:06h

MARTA JARA - El informe castiga el excesivo optimismo de las previsiones del Ejecutivo.

Toque de atención de la Comisión Europea a las medidas económicas del Ejecutivo español. En su examen del programa de estabilidad y convergencia, Bruselas ha pedido a España que concrete qué medidas tiene previsto tomar para acometer la reducción del déficit público por debajo del umbral del 3% que exige la UE para 2013. 

En su comunicado, la Comisión también pide al Gobierno que reforme el sistema de pensiones con el fin de garantizar una viabilidad a largo plazo de sus finanzas públicas. En él se exige, además, una mayor precisión con más detalles sobre las medidas de ajuste, sobre todo las que han de tomarse a partir del año 2011, cuando deba acelerarse el saneamiento de las cuentas públicas una vez confirmada la recuperación. 

El texto invita a España "a precisar la estrategia presupuestaria que le permitirá corregir su déficit excesivo y reducir su deuda y a mejorar la viabilidad de sus finanzas públicas a largo plazo, su régimen de pensiones, su marco presupuestario y la calidad de sus finanzas públicas".

Bruselas cree además que las previsiones económicas en las que se basa el programa español son excesivamente optimistas y que ello podría traducirse en unos ingresos fiscales inferiores a los que prevé el Gobierno, lo que dificultaría el cumplimiento de los objetivos del plan de ajuste.

"Debido al carácter optimista de las hipótesis macroeconómicas después de 2010, la contribución del crecimiento económico al saneamiento presupuestario podría ser más débil de lo previsto y la trayectoria de ajuste después de 2010 debería ser reforzada con medidas concretas", afirma la Comisión.

El informe castiga el excesivo optimismo de las previsiones del Gobierno 

En todo caso, el Ejecutivo comunitario admite que el programa de estabilidad español recoge "un esfuerzo de saneamiento importante y sostenido a partir de 2010" para reducir progresivamente el déficit desde el 11,4% del PIB registrado en 2009 hasta el 3% en 2013. Pero no se detallan suficientemente las medidas concretas que permitirán este recorte.

La deuda pública, inferior al 40% del PIB en 2008, aumentó al 55% del PIB en 2009 y seguirá subiendo hasta llegar al 74% del PIB en 2013. Además del plan español, el Ejecutivo comunitario examinó este miércoles los programas de estabilidad y convergencia de Bélgica, Bulgaria, Alemania, Estonia, Irlanda, Francia, Italia, Países Bajos, Austria, Eslovaquia, Suecia, Finlandia y Reino Unido.

Para la mayoría de estos 14 programas, Bruselas cree que las previsiones de crecimiento son demasiado optimistas, lo que puede provocar que los resultados presupuestarios sean peores que lo pronosticado. Además, en varios casos, la estrategia de consolidación presupuestaria no aparece suficientemente respaldada por medidas concretas desde 2011 en adelante.

Salgado: "No sólo a España"

La vicepresidenta económica, Elena Salgado, ha salido en defensa de la gestión del Gobierno tras conocer el informe de la Comisión al asegurar que España no ha sido el único país que ha recibido la petición de Bruselas de mayor concreción en sus medidas. La ministra ha recalcado que "un buen número de países" han recibido un informe parecido al español con respecto a sus planes de convergencia. 

Salgado ha asegurado que, una vez se hable con las Comunidades Autónomas y las corporaciones locales, a través del Consejo de Política Fiscal y Financiera y de la Comisión Nacional de Administración Local, el Ejecutivo podrá aportar más datos sobre las medidas de ajuste para reducir el déficit.

Noticias Relacionadas