Miércoles, 17 de Marzo de 2010

Zapatero dice que Francia "ha pagado un alto precio" por ayudar contra ETA

EFE ·17/03/2010 - 09:19h

EFE - El consejero de Interior del Gobierno Vasco, Rodolfo Ares. EFE/Archivo

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha asegurado hoy que Francia "ha pagado un alto precio" por colaborar con España contra ETA y ha garantizado que los dos países continuarán y redoblarán "la lucha implacable contra los criminales" de la banda terrorista.

Zapatero ha comparecido ante los periodistas en el Congreso para expresar sus condolencias a la familia del gendarme galo asesinado anoche por ETA cerca de París, a la policía francesa y al presidente de la República, Nicolas Sarkozy.

"He sentido el asesinato de este gendarme como si se tratara de un miembro de nuestras fuerzas de seguridad del Estado, porque sé hasta qué punto colaboran con nosotros y sienten la causa de la libertad y del fin de ETA como lo sentimos nosotros", ha manifestado.

Tras hacer pública su condena "radical" por esta última acción de ETA, Zapatero ha recordado el "importante acoso" al que está sometida la banda en los últimos tiempos gracias a la eficacia policial, pero ha resaltado también que los terroristas mantienen sus "pretensiones criminales y abyectas".

En ese contexto, ha garantizado que continuará la plena colaboración de las fuerzas de seguridad españolas y francesas y de los gobiernos de los dos países.

Según ha apuntado, espera hablar con Sarkozy a lo largo de la mañana para transmitirle sus condolencias, su solidaridad y su apoyo ante esta "trágica pérdida".

"Sin duda alguna redoblaremos la voluntad de colaboración entre Francia y España para acabar con la banda terrorista ETA", ha insistido.

Zapatero ha querido reconocer a Francia el "alto precio" que ha pagado por una lucha que es, ha dicho, "tan importante para nuestra libertad y para nuestra seguridad": "nuestro sentimiento tiene que estar más cerca que nunca del pueblo francés, del Gobierno y muy especialmente de la Gendarmería".

No ha ofrecido nuevos datos sobre el tiroteo registrado ayer en la localidad de Dammarie-lès-Lys, en el que murió el gendarme, al considerar que debe hacerse cargo de ello la policía francesa, y ha pedido que se la deje trabajar "a su ritmo".

El Ministerio del Interior que dirige Alfredo Pérez Rubalcaba permanece en contacto con el Ministerio del Interior galo y el Gabinete de las Presidencia mantiene sus líneas abiertas con el Elíseo desde ayer.