Miércoles, 17 de Marzo de 2010

Zapatero afirma que hasta febrero el ICO ha dado 36.800 préstamos por 1.300 millones

EFE ·17/03/2010 - 09:33h

EFE - El presidente del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero, durante una de sus intervenciones en la sesión de control al Gobierno en el Congreso. EFE/Archivo

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, afirmó hoy que en los dos primeros meses del año el ICO ha otorgado 36.800 préstamos a empresas, autónomos y familias por importe de más de 1.300 millones de euros.

En la sesión de control al Gobierno en el Congreso, Zapatero respondió así a la pregunta del diputado de ERC-IU-ICV, Joan Ridao, sobre si sigue considerando que es paradójico que el crédito no alcance a las familias y empresas, mientras los bancos siguen exhibiendo beneficios millonarios.

Zapatero señaló que durante la crisis el Gobierno se propuso cumplir dos objetivos como son la garantía de la solvencia del sistema financiero, por el bien de ahorradores, empresas y del funcionamiento económico, y por otro lado, la falta de crédito que ha perjudicado a la economía y que ha intentado paliar con actuaciones como la de las Líneas ICO, que en 2009 prestaron 20.000 millones de euros.

A este respecto, incidió en la nueva medida para que el ICO financie proyectos asumiendo los riesgos de la operación y que ayudará a facilitar más crédito a las pymes, que son las que mayores dificultades han pasado en los últimos dos años.

En cualquier caso, Zapatero se mostró abierto a nuevas iniciativas de otros grupos y admitió que en tiempos de crisis es difícil tener un sistema financiero solvente y que tenga capacidad para generar crédito.

Ridao criticó los beneficios que exhiben "impúdicamente" los bancos, dado que entre los cinco mayores han ganado 16.000 millones de euros en 2009.

El portavoz de ERC señaló que no incitará a la rebelión a los bancos, "porque no es serio".

Además, propuso al Ejecutivo que adopte algunas medidas que han funcionado en otros países como un coeficiente mínimo de crédito para familias y empresas, acabar con los abusos de las comisiones bancarias, limitar los incentivos de los altos directivos y cambiar la ley hipotecaria.