Miércoles, 17 de Marzo de 2010

El Ejército refuerza con un millar de soldados la casa del primer ministro

EFE ·17/03/2010 - 03:43h

EFE - Policías anti disturbios de Tailandia vigilan la residencia del primer ministro Tailandés, Abhisit Vejjajiva.

El Ejército de Tailandia reforzó hoy con un millar de soldados la seguridad en torno a la residencia del primer ministro, Abhisit Vejjajiva, en Bangkok ante la amenaza de los miles de manifestantes contrarios al Gobierno de marchar hasta allí.

Decenas de miles de "camisas rojas" que exigen elecciones anticipadas viven hoy su cuarta jornada de protestas en la capital tailandesa, mientras el Gobierno sigue sin ceder ante la presión y sin convocar elecciones como le reclaman.

La Policía y el Ejército han colocado alambradas alrededor de la casa de Vejjajiva y registran minuciosamente todos los vehículos que pasan por las calles cercanas después de que dirigentes de las protestas anunciaran su intención de derramar sangre junto al edificio.

Los líderes del Frente Unido para la Democracia iniciaron ayer este peculiar modo de protesta derramando frente al cuartel general del primer ministro decenas de litros de sangre que habían extraído a 20.000 manifestantes voluntarios.

La colecta no alcanzó los 100.000 donantes previstos y se quedó en unos 20.000 voluntarios, y además recibió críticas de organizaciones humanitarias y hasta del propio ídolo de los "camisas rojas", el ex primer ministro Thaksin Shinawatra, depuesto en la asonada de 2006.

Se trata de la mayor manifestación de los "camisas rojas" desde la que protagonizaron en abril de 2009 y que se saldó con dos muertos, 102 heridos, y la declaración del estado de excepción en Bangkok y cinco provincias vecinas.

Tailandia atraviesa una profunda crisis política desde el golpe de Estado militar que derrocó a Shinawatra en 2006.