Miércoles, 17 de Marzo de 2010

Díaz Ferrán: "Ya tengo el apoyo en la CEOE; no hay nada que pedir"

Gerardo Díaz Ferrán está seguro de contar con el respaldo de los empresarios en la reunión de hoy de la cúpula de la patronal

S. R. ARENES / B. CARREÑO ·17/03/2010 - 08:00h

Gerardo Díaz Ferrán.

El presidente de la patronal española, Gerardo Díaz Ferrán, se reúne hoy por primera vez con la cúpula de la CEOE después de que otra de sus compañías, Seguros Mercurio, haya entrado en proceso de extinción. Es la segunda en apenas tres meses, pero este hecho no le hace replantearse su cargo como líder de los empresarios, y desestima someter su legitimidad a examen. Horas antes de la reunión lo tiene muy claro y en declaraciones a Público asegura: "Ya tengo todo el respaldo y apoyo" y "no hay nada que pedir, más que seguir trabajando con fuerza e ilusión" como señala que está haciendo cada día.

La confianza que demuestra el jefe de la patronal estuvo ayer respaldada por algunas, aunque contadas, declaraciones públicas. El presidente de la patronal madrileña, y cuñado de Díaz Ferrán, Arturo Fernández, aseguró ayer que el copropietario de Marsans sigue siendo "idóneo" para el puesto. También le mostró su apoyo el vicepresidente de la patronal del metal, Javier Ferrer, que aseguró que "sus decisiones las está tomando bien, porque es lo suficientemente sabio, inteligente y conocedor de los problemas".

Salgado no duda de su «legitimidad», pero sí de su "representatividad"

El resto de la cúpula empresarial se mantuvo en un discreto segundo término, pero en conversaciones privadas cada vez se extiende más la creencia de que la única vía posible de que Díaz Ferrán se vaya es que dimita o lo dimitan por un problema legal más grave de los que han surgido hasta ahora.

Las reacciones políticas fueron también amables pero cada vez más matizadas. La vicepresidenta económica, Elena Salgado, defendió su "legitimidad" al frente de la organización, pero por primera vez puso en entredicho la "representatividad" de Díaz Ferrán , dando a entender que su imagen no corresponde al empresario medio.

Desde el Partido Popular fueron más cautelosos. El portavoz de Economía, Cristóbal Montoro, eludió valoraciones directas y se limitó a destacar "la doble función" del empresario, con el que ha tenido algunas desavenencias ideológicas en público. Por su parte, la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, defendió la "libertad de elección de la patronal".

Dudas sobre el Gobierno

Pero lo cierto es que los dos roles que desempeña Díaz Ferrán cada vez parecen más antagónicos y arrecian las críticas de la opinión pública por no alejarse de un puesto de poder mientras su imperio empresarial se desmorona.

Además, el Gobierno está jugando un difícil papel en sus relaciones con el jefe de la CEOE que le puede acabar pasando factura. Si ya se criticó al Ministerio de Fomento por no haber obligado a Air Comet a dejar de vender billetes antes del desastre, ayer se criticó al Ministerio de Economía por no haber intervenido antes a la aseguradora. Los mismos medios recuerdan que la situación ya era insostenible hace meses, pero que la Dirección General de Seguros (DGS) había dado "demasiadas oportunidades" a Díaz Ferrán y le habían "consentido en exceso". "Con otra aseguradora no hubiera pasado esto", dice un experto en el sector que cree que una intervención a tiempo hubiera evitado la pérdida masiva de clientes y hubiera salvado parte del negocio.

Los expertos creen que hay razones suficientes para su inhabilitación

Las mismas fuentes ven además razones "sobradas" para que Economía sancione a Díaz Ferrán con la inhabilitación para volver a dirigir una aseguradora, una sanción que pondría en grave peligro su legitimidad en la CEOE (la patronal del seguro ostenta una de las vicepresidencias). Sin embargo, determinar esta sanción depende de la "discrecionalidad" de la cúpula del Ministerio de Economía.

Por lo pronto, el Consorcio de Compensación de Seguros sigue en el proceso de disolución de la compañía. El organismo recordó ayer que asumirá "las deudas que tuviera y las que puedan surgir" hasta que llegue un comprador. Esto quiere decir que, por el momento, el Estado pondrá dinero público para atender los compromisos que la empresa de Díaz Ferrán no puede hacer frente, como el pago de siniestros.

Noticias Relacionadas