Miércoles, 17 de Marzo de 2010

Bruselas apoya subir el IVA contra el déficit

El nuevo comisario de Economía asegura que el aumento del impuesto no lastrará la recuperación

DANIEL BASTEIRO ·17/03/2010 - 00:30h

El comisario de Economía, Olli Rehn, y la vicepresidenta económica, Elena Salgado, ayer, en Bruselas. - afp

Respaldo europeo a los planes fiscales del Gobierno. El nuevo comisario de Economía de la UE, el finlandés Olli Rehn, defendió ayer la subida del IVA en España porque permitirá reducir el déficit sin perjudicar ni al crecimiento de la economía ni a los niveles de consumo. Rehn se mostró ayer breve pero categórico, advirtiendo de que no quería terciar en ninguna polémica: "Normalmente, un incremento del IVA lleva a los consumidores a adelantar el gasto personal y no espero ningún impacto negativo importante sobre el crecimiento", aseguró en Bruselas al término de la reunión de los ministros de Economía de la Unión Europea (Ecofin). Las palabras del liberal finlandés, acompañadas de un apoyo a las medidas de austeridad de Salgado, desautorizan indirectamente la "rebelión" de Esperanza Aguirre en la Comunidad de Madrid y las críticas del Partido Popular, que ayer buscó sin éxito revocar la medida en el Congreso.

Las previsiones económicas de Bruselas pronostican que España crecerá en positivo en el segundo trimestre para volver momentáneamente el tercero cuando subirá el IVA a registros negativos. El nuevo tipo del IVA será el responsable de una nueva contracción que sin embargo no comprometerá el ritmo de la recuperación, según la Comisión Europea. "Si el consumidor tiene previstas algunas compras y las puede adelantar, lo hará para evitar en ese momento la subida", explican fuentes comunitarias. La experiencia en otros países que han tomado decisiones similares demuestra que una subida de sólo dos puntos no atenuará el crecimiento, pero sí contribuirá a reducir el déficit.

La UE exige a España que en 2013 el déficit vuelva a situarse por debajo del 3% del PIB, después de que en 2009 ha cerrado en el 11,4% por el desplome de la recaudación fiscal y el aumento del gasto por las medidas anticrisis y las prestaciones sociales. "Apoyamos plenamente a España en sus esfuerzos para lograr la sostenibilidad de las finanzas públicas", aseguró Rehn, que probablemente planteará hoy más medidas en el mismo sentido para garantizar que el Gobierno cumple con las exigencias comunitarias.

Más detalles

La Comisión Europea examina hoy el plan de austeridad del Ejecutivo para rebajar el déficit, junto con los de otros países como Reino Unido, Francia y Alemania. Bruselas probablemente pedirá a España que especifique cómo va a cumplir con el Pacto de Estabilidad a partir del año que viene, cuando la recuperación se habrá consolidado y la reducción de los números rojos del presupuesto deberá ser, junto a la creación de empleo, la prioridad del departamento que dirige Elena Salgado.

La advertencia, según fuentes comunitarias, se aplicará también a los demás países, a los que igualmente pedirá más detalles. En ese sentido, el plan de recorte del gasto en los organismos públicos que prevé presentar dentro de dos semanas el Gobierno podría responder a las inquietudes de los técnicos comunitarios.

El análisis de Rehn de ayer contrasta mucho con el que realizó Joaquín Almunia hace algo más de 20 días, en su última rueda de prensa como responsable comunitario de Economía, en la que fue más pesimista sobre los planes españoles y sobre el impacto del IVA en el PIB, y el que hizo el pasado jueves, cuando censuró al Gobierno de "pecar de cierto optimismo" y no ser creíble al pretender moderar el déficit "sin cortar el gasto y reduciendo los ingresos". El ahora responsable europeo de Competencia planteó al Ejecutivo que estudie nuevos impuestos sobre la riqueza y la energía, para convertir ese optimismo en realidad.

Todavía es bajo

Desde el Gobierno, Miguel Sebastián, ministro de Industria, justificó el aumento del IVA porque es la medida que menos distorsiona la economía y porque no compromete ni la competitividad ni el empleo en sectores clave como el del automóvil o el turismo. Sebastián declaró, en una entrevista en TVE, que el Ejecutivo actual es "el Gobierno de la democracia que más ha bajado los impuestos".

El ministro estimó que el aumento fiscal sólo se trasladará a los precios en una cuarta parte. "Prácticamente el 50% de la recaudación del IVA no va a sufrir la subida del impuesto", aseguró Sebastián, tras recordar que, con el aumento, el tipo general del IVA será del 18%, todavía más bajo que el de Alemania (19%), Francia (19,6%) o Italia (20%).

Respecto a las palabras de Almunia, el titular de Industria dijo que, aunque "siempre es interesante la opinión de Almunia", las previsiones macroeconómicas no están entre sus funciones, pues ya no es comisario de Asuntos Económicos, sino de Competencia.