Miércoles, 17 de Marzo de 2010

Un pelota ideada para pasearse por la superficie lunar

Un equipo de la UPC participa en un concurso de Google para llegar a la Luna

T. P. ·17/03/2010 - 08:00h

T. P. - Tristancho y Pico Rover.

Construir un robot, lanzarlo a la Luna, captar fotografías desde allí y enviarlas a la Tierra es el objetivo de un proyecto ideado por el equipo de alumnos de la Escuela Politécnica Superior de Castelldefels, de la Universitat Politècnica de Catyalunya (UPC), y la única propuesta española que participa en el concurso Google Lunar X Prize.

El prototipo es Pico Rover, un pequeño robot de forma esférica, de 12 centímetros de diámetro y un cuarto de kilo de peso, equipado con un motor y una cámara de alta definición con una microcomputadora integrada. Es una pelota hecha a partir de materiales fácilmente accesibles y muy baratos: "Materiales a los que todo el mundo puede acceder, como papel de aluminio, papel de cocina o alambre", especificó Enric Fernández, uno de los estudiantes implicados, en la presentación que se hizo ayer en Castelldefels (Barcelona).

Multiproyecto

El equipo, que dirige el profesor Joshua Tristancho, trabaja con otros colectivos universitarios (sobre todo de EEUU), cada uno de los cuales tiene una misión concreta dentro del proyecto: "La nuestra es crear este robot que pueda moverse 500 metros por la Luna", explicó ayer Tristancho. Otros grupos se encargan, por ejemplo, de crear la lanzadera para llegar al satélite o diseñar el sistema necesario para transmitir las imágenes.

La pelota está proyectada para salvar desniveles hasta ahora nunca superados por vehículos de cuatro ruedas, ya que su forma esférica le permite enfrentarse a inclinaciones de más de 30 grados. El concurso se fallará el 31 de diciembre de 2014 y el premio para el equipo ganador es de 20 millones de dólares.