Miércoles, 17 de Marzo de 2010

Sony patenta videojuegos que se autodestruyen

Las versiones de evaluación perderán prestaciones a medida que se juega

BLANCA SALVATIERRA ·17/03/2010 - 08:00h

BLANCA SALVATIERRA - Ilustración que acompaña a la patente de Sony.

Sony está trabajando en un nuevo sistema que cambiaría la forma en la que las compañías distribuyen las demostraciones de los videojuegos. En la actualidad, las versiones de prueba están limitadas a un número de niveles o a un uso parcial en un corto periodo de tiempo. Una vez completadas las misiones o pasado ese tiempo, el título invita al jugador a adquirir el videojuego completo. La patente que ha solicitado Sony en EEUU explora nuevas fórmulas para conseguir, según detalla en el documento, que el usuario pruebe todos los aspectos de un videojuego y, a la vez, lo compre.

La patente, llamada Característica de desgaste en los juegos de demostración, contempla títulos que, en principio, permiten el uso de todas las características del juego. Dpendiendo de cómo se programe, cuando se alcance un objetivo o transcurra un tiempo determinado, el juego empezará a desgastarse. El software va eliminando partes de su contenido progresivamente, obligando al usuario a adquirir la versión comercial si quiere seguir disfrutando de la experiencia completa.

Desaparición de escenarios

La patente ilustra esta teoría con una serie de dibujos explicativos. En ellos se ve cómo, a las dos horas de empezar el juego, el personaje protagonista tiene una serie de armas. Cuatro horas más tarde, sus armas han menguado hasta impedirle avanzar. Si el jugador quiere continuar con su aventura tal y como se le mostró al principio, tendrá que abonar el importe del juego completo. La patente también contempla otro tipo de desgastes, como la desaparición progresiva de escenarios y efectos de sonido, o cambios en el color y el brillo de las imágenes.

Sony distribuye las demostraciones de sus juegos para PlayStation 3 mediante descarga a través de Internet. La puesta en marcha de esta patente supondría que los aficionados tendrían que tener un disco duro con capacidad suficiente para poder almacenar varios títulos de demostración, ya que en realidad son juegos completos.