Martes, 16 de Marzo de 2010

La muerte de un niño que viaje sin cinturón podrá ser homicidio

Los fiscales en materia de seguridad vial señalan que la protección de los niños es una responsabilidad del conductor 

EFE ·16/03/2010 - 18:45h

Los fiscales en materia de seguridad vial podrán acusar de delito de homicidio o lesiones imprudentes a un conductor, en caso de accidente en el que fallezcan menores o resulten lesionados por no tener puesto el cinturón de seguridad o carecer de algún elemento de retención. También podrá imputarse un delito de "homicidio y lesiones imprudentes" a los conductores en caso de accidente mortal si se comprueba que el vehículo tenía los frenos o neumáticos deteriorados.

Estas son algunas de las conclusiones a las que han llegado unos cincuenta fiscales que participaron entre ayer y hoy en las Jornadas Anuales de Fiscales de Seguridad Vial en Santiago de Compostela. Entre los puntos más destacables, el fiscal coordinador, Bartolomé Varga, aludió la protección de los colectivos "más débiles", entre los que se incluyen a personas discapacitadas, ancianos, ciclistas, motoristas y, especialmente, los menores.

Indicó que es responsabilidad del conductor poner el cinturón de seguridad a los menores que viajen en vehículo porque, justificó Vargas, el niño está en una "absoluta indefensión" y no tiene consciencia de la importancia de este sistema de seguridad. Precisó que las medidas penales se aplicarán como "último recurso" y añadió que el caso se remitirá a la Fiscal de la Sala Coordinadora de Menores cuando se trate de personas unidas al menor por vínculos parentales o desempeñe funciones de tutor.

El fiscal lamentó que más de la mitad de los menores fallecidos en accidentes de tráfico en España en 2008 carecían del cinto de seguridad y concretó que de los 76 niños muertos el año pasado en las carreteras españolas, 40 no llevaban sistemas de retención o protección. Para evitar la muerte de menores en las vías, Vargas defendió la aplicación de acciones formativas y educativas entre los conductores, continuar con las campañas publicitarias de la Dirección General de Tráfico o imponer sanciones administrativas específicas.


Circulaba a 207 km. por hora con un menor sin protección


Los Mossos d'Esquadra han interceptado a un conductor que circulaba a 207 kilómetros por hora por la autopista AP-7 y que llevaba en el vehículo a un menor en los asientos traseros sin el pertinente sistema de retención infantil. En el automóvil viajaban seis personas, cuatro de ellas en la parte posterior, entre ellas un menor que no iba sujeto por el obligatorio sistema de retención infantil. Por todo ello, se procedió a imponer una denuncia administrativa al conductor por exceso de velocidad, exceso de pasajeros y por no llevar el sistema de retención infantil.