Martes, 16 de Marzo de 2010

Salgado defiende más control de la UE sobre las políticas económicas nacionales

EFE ·16/03/2010 - 15:20h

EFE - El comisario europeo de Asuntos Económicos y Monetarios, Olli Rehn (i), la ministra española de Economía y Hacienda y presidenta del Ecofín, Elena Salgado (c) y el comisario de Mercado Interior y servicios financieros, Michel Barnier (d), durante una rueda de prensa para hablar del Consejo de ministros de Economía y Finanzas de la UE celebrado hoy en Bruselas, Bélgica.

La vicepresidenta económica española, Elena Salgado, defendió hoy una "utilización más firme de todos los instrumentos del Tratado" de la Unión Europea para garantizar que los países cumplan con los objetivos económicos que se fijarán en la nueva estrategia comunitaria para el crecimiento y el empleo.

Según Salgado, la nueva estrategia económica para los próximos diez años "va a exigir un sistema en el que se responsabilice de manera más eficaz y concreta a los países", aunque no especificó cuál debe ser la fórmula.

Con motivo de la presidencia española de la UE, Salgado intervino en el Parlamento Europeo en una conferencia sobre la llamada "estrategia 2020", en la que consideró que "es de prever un consenso" entre los Veintisiete en ese sentido de reforzar la supervisión de las políticas nacionales y de las "reformas que tengan influencia directa en el crecimiento económico".

Los Estados miembros tratarán de acordar los elementos fundamentales de la nueva estrategia y el esquema de "gobernanza" de la misma de cara a la cumbre de jefes de Estado y de Gobierno que se celebrará en Bruselas a finales de este mes, explicó Salgado.

El objetivo es que pueda sellarse el compromiso definitivo en junio, en base a la propuesta presentada el pasado día 3 por la Comisión Europea (CE).

Según Salgado, es "probable" un consenso entre los países en torno a las prioridades fijadas por Bruselas para la estrategia 2020: capital humano, tecnológico y sostenibilidad.

A partir de ahora, explicó, los gobiernos tendrán que trabajar para fijar unos "objetivos cuantitativos" en esos ámbitos que sean "realistas y ambiciosos" y para lograr los instrumentos y recursos necesarios para cumplirlos con éxito.

Salgado defendió por ello una estrategia "más simple, pero también más focalizada" y subrayó que los ministros de Economía quieren introducir "cambios que marquen una diferencia respecto a la etapa anterior".

"La crisis ha puesto de manifiesto la importancia de una acción coordinada y conjunta", insistió la ministra española.