Martes, 16 de Marzo de 2010

España culpa a Grecia de la huida del jefe mundial de la mafia georgiana

El fiscal jefe anticorrupción critica a la policía griega de no colaborar lo suficiente para detener a Lashar Shushanasvili en el marco de la 'operación Java'

PÚBLICO.ES / EFE ·16/03/2010 - 16:30h

Agentes de la Ertzaintza introducen en un vehículo al hombre detenido hoy en Algorta en el marco de una operación europea contra la mafia rusa y georgiana. - EFE

El fiscal jefe anticorrupción español, Antonio Salinas, ha criticado a la policía griega por no haber puesto todos los medios disponibles para que existiera la "colaboración necesaria" a la hora de capturar al responsable mundial de la mafia georgiana, Lashar Shushanasvili, huido ayer en Grecia de la operación policial desarrollada en toda Europa.

Shushanasvili consiguió zafarse de la operación policial desarrollada en media docena de países europeos, a pesar de que las fuerzas de seguridad griegas estaban avisadas de antemano de la ubicación del jefe mafioso.

Desde Grecia, el huido dirigía la organización a nivel mundial junto a su hermano pequeño, Kakhaber, arrestado en Barcelona y que lideraba la banda en sus negocios europeos. "Estaba en Grecia y ahora ya no sabemos dónde está", ha lamentado Salinas, que no ha querido entrar en más detalles sobre la fuga del líder mafioso.

Asimismo, Shushanasvili tenía previsto sustituir en la cúpula de las redes criminales de origen ruso a Zakhar Kniazevich Kalashov, en libertad bajo fianza en España a la espera de sentencia, según ha avanzado el comisario jefe de la Unidad de Drogas y Crimen Organizado de la Policía Nacional (UDYCO), Eloy Quirós, en rueda de prensa junto al fiscal jefe anticorrupción y responsables judiciales y policiales de los países implicados en la operación "Java", que se ha saldado ya con al menos 80 detenidos.

Quirós ha asegurado que, según la información que maneja la Policía española, la intención de la organización era que Lashar Shushanasvili se hiciera cargo de la banda durante el tiempo en que Kalashov estuviera en prisión. Kalashov, considerado el máximo responsable de la mafia de origen ruso y georgiano, fue detenido en Dubai en 2006 y desde entonces ha permanecido en prisión en España hasta su salida de la cárcel el pasado 2 de marzo bajo fianza de 300.000 euros.

Escondido al norte de Grecia

No obstante, fuentes de la investigación han asegurado que lo más probable es que el huido permanezca escondido en algún lugar del norte de Grecia cercano a Salónica, donde la mafia georgiana cuenta con cierta infraestructura de acogida.

La Policía española no tiene constancia de que se produjera ningún "soplo"

Además, la Policía española, que ha liderado la operación, no tiene constancia de que se produjera ningún "soplo" que pusiera al fugado sobre aviso. Eso sí, la investigación no se comunicó a las fiscalías rusas y georgianas ya que, en opinión del fiscal jefe anticorrupción, "no hubiese sido muy conveniente".

Por el momento, los responsables de la operación policial no han querido adelantar el volumen económico que movía la mafia georgiana desarticulada, aunque han destacado la gran cantidad de documentación que ha podido ser intervenida en los cerca de 120 registros practicados en toda Europa.

En la localidad vizcaína de Getxo, los agentes se incautaron de la documentación en poder del "contable" de la banda, encargado además de controlar uno de los fondos con los que se pagaban sobornos, abogados o fianzas de los miembros de la organización.

Gestión de los beneficios

La mafia desmantelada contaba con un sofisticado "sistema de cajas" con el que gestionaba sus beneficios económicos derivados fundamentalmente del robo en Europa de artículos de lujo, cosméticos, tabaco, alcohol y joyas, que después blanqueaba en negocios perfectamente legales en España.

Solamente en Alemania, la Policía germana se ha incautado de más de 20 toneladas de mercancía robada, además de 120.000 euros en efectivo. El oro de muchas de estas joyas era después enviado a Georgia, donde se fundía para borrar su origen ilegal.

En España, el dinero se blanqueaba principalmente en joyerías regentadas por la banda

El funcionamiento del sistema de cajas, que se asemeja a la estructura de una muñeca rusa, parte de la existencia de cajas locales, nacionales y europeas, que estarían controladas por los responsables de la mafia en cada área territorial y, en última instancia, por el jefe mundial de la organización.

En España, el dinero se blanqueaba principalmente en joyerías regentadas por la banda -contaba con dos establecimientos en Barcelona y Valencia-, talleres de automóviles, empresas de paquetería y restaurantes.

José Luis Trapero, de la División de Investigación Criminal de los Mossos d'Esquadra, ha insistido en que la banda utilizaba España para blanquear el dinero, pero no era el centro de operaciones delictivas de la organización, basada en los robos a gran escala.

Tampoco hay constancia de que los integrantes de la mafia participaran en robos con violencia en viviendas, como los cometidos en residencias de la costa mediterránea, y que se atribuyen a otros grupos de delincuencia organizada del Este de Europa.

Marlaska comienza los interrogatorios

El juez de la Audiencia Nacional Fernando Grande-Marlaska ha comenzado hoy a interrogar a los 24 presuntos miembros detenidos ayer en varias provincias españolas. Fuentes jurídicas han señalado que la intención del juez, que ha empezado a tomar declaración a catorce de los 24 detenidos pasadas las 14:00 horas, es finalizar los interrogatorios antes del próximo jueves.

Los detenidos están acusados de los delitos de asociación ilícita, blanqueo, coacciones, extorsiones, tráfico de drogas y tenencia de armas, aunque la imputación final podría incluir también la conspiración para el asesinato.

Coordinada por Marlaska, la operación "Java" ha supuesto el arresto de 15 integrantes de la mafia en la provincia de Barcelona, entre ellos, Kakhaber Shushanasvili, uno de los cabecillas de la banda, que tenía Catalunya como principal centro de operaciones.

Además, La Policía Nacional detuvo a otras cuatro personas en la Comunidad Valenciana, y a una persona más en Guadalajara, mientras que la Ertzaintza arrestó a cuatro integrantes de la red mafiosa en el País Vasco, entre ellos su contable, que también se dedicaba a cobrar un "impuesto" a otras bandas criminales de menor rango a cambio de permitirles actuar en su territorio.

Noticias Relacionadas