Martes, 16 de Marzo de 2010

La mafia georgiana contaba con un fondo con el que pagaba sobornos y fianzas

EFE ·16/03/2010 - 15:34h

EFE - Agentes de la Ertzaintza introducen en un vehículo al hombre detenido ayer en Algorta en el marco de una operación europea contra la mafia rusa y georgiana.

La mafia ruso-georgiana que ayer fue desmantelada en una intervención policial coordinada desde España y que se ha saldado con al menos 80 detenidos controlaba sus beneficios económicos a través de un "sistema de cajas" con el que pagaba sobornos, abogados o fianzas a sus integrantes.

Así lo ha confirmado en rueda de prensa el comisario de la Policía Nacional Eloy Quirós, que también ha explicado que los fondos comunes se empleaban para otras cuestiones relacionadas con el funcionamiento interno de la mafia y el propio sostenimiento de la organización.

El funcionamiento de las cajas, que se asemeja a la estructura de una muñeca rusa, parte de la existencia de cajas locales, nacionales y europeas, que estarían controladas por los responsables de cada área y, en última instancia, por el líder europeo detenido ayer en Barcelona, Kakhaber Shushanasvili.

Además, fuentes policiales han explicado a Efe que España era el paso previo para llegar a Georgia, donde presuntamente se encontraría una caja de ámbito mundial bajo el control del hermano mayor del detenido, Lasha Shushanasvili, huido ayer de la operación en Grecia.

Según la Policía, Lasha Shushanasvili tenía previsto sustituir en la cúpula de las redes criminales de origen ruso a Zakhar Kniazevich Kalashov, en libertad bajo fianza en España desde el pasado 2 de marzo a la espera de que la Audiencia Nacional dicte sentencia contra él.

Esta operación policial contra la mafia rusa, que ha sido denominada "Java", es la tercera de gran envergadura que se produce en España contra ese tipo de delincuencia desde 2000, tras las denominadas "Avispa", de 2005, y "Troika", de 2008.