Miércoles, 17 de Marzo de 2010

¿Puede una fetua acabar con el terrorismo islamista?

Un clérigo musulmán publicó la semana pasada en Londres un texto prohibiendo el terrorismo. El anuncio es visto con indiferencia

DANIEL DEL PINO ·17/03/2010 - 10:33h

Qadri expuso en su comparecencia la semana pasada las razones que sustentan que el Corán está en contra de los atentados.

Para algunos, Muhammad Tahir-ul-Qadri es una eminencia en el mundo islámico. Pero para otros, pasa desapercibido. La semana pasada convocó en Londres a los medios de comunicación para presentar una fetua en contra del terrorismo y de los atentados suicidas.

La noticia fue recibida en la comunidad británica con división de opiniones incluso entre las personas que no son musulmanas. Hay quien considera el gesto como un paso adelante en la condena del terrorismo. Pero son muchos, quizá más, los que opinan que a día de hoy las fetuas no sirven para nada.

En el Islam, una fetua es una ley religiosa que sienta las bases de cómo deben comportarse los musulmanes ante un hecho concreto. El problema es que no son normas universales y sólo los seguidores de la persona que la emite deben cumplirla. En este caso, serían los fieles del grupo de Qadri, el Minhaj-ul-Quran. De ahí que las voces entre los musulmanes y los no musulmanes se hayan dividido.

En la ley presentada la semana pasada, el clérigo asegura que el Islam prohíbe los atentados contra gente inocente y los ataques suicidas. "Ellos no pueden reclamar que los atentados suicidas son operaciones dirigidas por mártires que se convertirán en héroes del mundo musulmán. Ellos sólo se convierten en héroes del infierno. No hay lugar para nigún tipo de martirio y nunca será considerado jihad".

Qadri expuso sus ideas en un foro compuesto por otros clérigos, diputados musulmanes y oficiales de Policía. En un largo documento de 600 páginas, reclama haber hecho el compendio más importante sobre este tema. Pero algunas personas creen que no es más que otra fetua sin trascendencia.

"No tiene la influencia suficiente"

Entre la comunidad musulmana surgen las dudas de la utilidad de esta fetua

El clérigo es originario de Pakistán, donde estuvo muy relacionado con la primera ministra Benazir Bhutto, asesinada en 2008. Dirige el grupo Minhaj-ul-Quran, que recibió un millón de libras el año pasado para desarrollar sus programas contra la radicalización del Islam.

El hecho de provenir de Pakistán juega en favor de Qadri de cara al Gobierno británico. Desde hace más de un año, el primer ministro, Gordon Brown, trata de mejorar las relaciones con ese país en materia antiterrorista. Los servicios de inteligencia del Reino Unido consideran que Pakistán supone una fuerte amenaza para el país y por eso consideran la publicación como algo muy importante.

Por otro lado, es innegable que Qadri solo tendrá influencia en unos cuantos cientos de miles de musulmanes tanto en su país como en Inglaterra. Teniendo en cuenta que hay mil millones de musulmanes en todo el mundo, su mensaje no puede considerarse global.

Para el blogger, Indigo Jo, un  británico convertido al Islam que tiene mucha aceptación por su particular visión del mundo islámico en el Reino Unido, Qadri "no tiene la influencia suficiente". El analista explica que su grupo ha condenado el terrorismo en muchas ocasiones por lo que esta fetua no tendrá ningún efecto especial en ellos. Además, tal y como recogen otros expertos en los medios británicos, la utilidad de estas leyes no es siempre la esperada por la propensión entre diversas ramas del Islam a emitir contra fetuas.

"¿Es diferente el piloto de un F-16?

La división llega al punto de que hay clérigos británicos que apoyan los atentados en países como Afganistán

El problema fue explicado más en profundidad en la BBC. En una entrevista con el académico palestino Azzam Tamimi y Sheikh Ibrahim Mogra, vicesecretario del Muslim Council en el Reino Unido, quedaron claras las diferencias entre los propios musulmanes.

Tamimi dijo que "la fetua es válida dependiendo de quién considere a esta persona una eminencia. Yo no he oído hablar de él, pero los que cometen atentados suicidas es porque se consideran mártires. Hay que analizar qué diferencia hay entre una persona que pilota un F-16 y el que lleva a cabo un atentado". Mogra apoya sin embargo la fetua pero duda de qué efecto va a tener. "Los musulmanes están muy preocupados por lo que sucede en Irak, Afganistán y Palestina".

Tamimi fue más allá diciendo que los actos de terrorismo tienen su sentido en determinadas ocasiones: "No recomendaría este tipo de actos a los jóvenes musulmanes británicos pero no puedo decir lo mismo de aquellos que defienden sus países". 

Noticias Relacionadas