Martes, 16 de Marzo de 2010

Fariñas acusa a Zapatero de ser "cómplice" en la muerte de Zapata

El periodista y disidente cubano le culpa también de las torturas, encarcelamientos y apaleamientos" del régimen castrista

PÚBLICO.ES/EUROPA PRESS ·16/03/2010 - 12:09h

Guillermo Fariñas, auscultado por su médico en Santa Clara (Cuba)el pasado 10 de marzo. AFP/ADALBERTO ROQUE

El periodista y disidente cubano Guillermo Fariñas ha acusado al Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero de ser "cómplice" de la muerte del preso político Orlando Zapata, así como de "las torturas, encarcelamientos y apaleamientos" del régimen castrista.

En declaraciones a la Cadena Cope, Fariñas, que lleva 20 días en huelga de hambre , agregó que "durante mucho tiempo Zapatero mantuvo una actitud de complicidad del régimen de los hermanos Fidel y Raúl" a pesar de que estuvo en "la posición condenatoria del Parlamento Europeo".

Haciendo una comparativa, señaló que el presidente del Ejecutivo español "en su momento fue perseguido político por el régimen de Franco", por lo que debería "comprender" la situación de los cubanos.

"Lo primero es estar con las personas, con los seres humanos, con la vida, no importan las tendencias políticas, lo importante es la dignidad humana que él no ha sido capaz de defender durante mucho tiempo", denunció.

Preparado para lo peor

Fariñas consideró que la dictadura castrista "siempre se ha caracterizado por el irracionalismo", por lo que está "preparado para las peores situaciones". En su opinión, ahora tiene "la oportunidad histórica" de demostrarle al Gobierno cubano que lo acusa de ser un "mercenario" de que él va a "morir por sus ideas".

Según ha expresado, va a demostrar "que no se pueden pasar" con los disidentes porque están dispuestos "a llegar hasta las últimas consecuencias " y agregó que otros opositores le apoyan pero le piden que abandone la huelga de hambre.

Como ya expresó en días anteriores, Fariñas está dispuesto a llevar la huelga "hasta el final" porque, según ha declarado,  "está en juego la vida" de sus "hermanos de lucha y de todos los presos políticos cubanos".

Asimismo, explicó que los médicos están "muy preocupados" por su estado de salud, ya que tiene "secuelas de huelgas de hambre anteriores".