Martes, 16 de Marzo de 2010

Juanes defiende el derecho de Correa a personarse contra Garzón

Ángel Juanes espera una "respuesta jurídica" y "de acuerdo a derecho" a las querellas contra el juez

PÚBLICO.ES/AGENCIAS ·16/03/2010 - 11:35h

EFE/Sergio Barrenechea - Ángel Juanes, presidente de la Audiencia Nacional.

Pese a las numerosas querellas a las que tiene que hacer frente Baltasar Garzón, el presidente de la Audiencia Nacional, Ángel Juanes, no cree que exista "ninguna conspiración" contra él por parte de los magistrados del Tribunal Supremo. 

Juanes, que ha participado en un desayuno informativo organizado por la agencia Europa Press, asegura que no puede concebir conspiración alguna y que espera una "respuesta jurídica" del alto tribunal que sea "de acuerdo a derecho", en relación a las tres querellas que tramita el Supremo contra Garzón.

El presidente de la Audiencia Nacional ha asegurado tener afecto personal y respetar "profundamente" a Garzón, aunque ha evitado pronunciarse sobre si suspender al magistrado supondría atacar a su independencia judicial. 

Sin embargo, Juanes ha defendido el derecho de Correa a personarse como acusación contra Garzón, aunque esta acción "pueda extrañar" desde el punto de vista social. Pero desde el punto de vista jurídico, según el juez, el imputado puede personarse si se considera "supuestamente ofendido por el delito". 

Cauto se ha mostrado cuando se le ha preguntado sobre las consecuencias de la querella contra Garzón por las escuchas en el caso Gürtel, ya que sólo ha afirmado que aún no se puede hablar de "incidencia alguna" y ha preferido esperara a ver cómo se desarrolla la tramitación.

Por no mojarse, Juanes tampoco ha querido referirse al caso del juez Fernando Ferrín Calamita, quien ha pedido al Consejo General del Poder Judicial que le de el mismo trato que a Garzón. "Ningún caso es igual a otro", se ha limitado a decir.

Juanes también ha hablado sobre los seis miembros de ETA y las FARC procesados por el juez Eloy Velasco, para asegurar que le "corresponde al Gobierno" exigir a Venezuela y a Cuba su arresto, tras haberse cursado las órdenes de detención ante la Interpol.

Sin embargo, el presidente de la Audiencia cree que hay que ser "prudente" porque estos casos pueden afectar a las "relaciones diplomáticas" con estos países.