Martes, 16 de Marzo de 2010

Tener miedo a sufrir un infarto no es motivo para estar de baja

Un tribunal murciano rechaza el recurso presentado por un trabajador que alegaba un trastorno de pánico tras sufrir un paro cardíaco.

EFE ·16/03/2010 - 11:10h

Estar afectado psíquicamente por haber sufrido un infarto de miocardio no es motivo suficiente para seguir de baja o en situación de incapacidad temporal para el trabajo, según una sentencia de la Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de Murcia (TSJ)

La Sala ha rechazado así el recurso que presentó el trabajador de una fábrica textil contra la sentencia de mayo pasado de un Juzgado de lo Social que desestimó su demanda contra el Instituto Nacional de la Seguridad Social por haberle dado el alta al considerarle recuperado para el trabajo tras el infarto sufrido.

En su recurso, que no ha prosperado, el trabajador alega que en la actualidad se encuentra en tratamiento por trastorno de pánico, por miedo a sufrir un nuevo infarto, y solicita que se le otorgue el derecho a permanecer en situación de incapacidad temporal, anulándose el alta médica recibida el 21 de mayo de 2008.

Al desestimar su reclamación, el TSJ indica que "aun cuando venga recibiendo tratamiento médico como consecuencia de la afectación psíquica padecida, ni esta patología ni el infarto agudo de miocardio le provocan limitaciones que le impidan llevar a cabo las tareas propias de su trabajo habitual como operario en una fábrica textil".

Añade que "la prueba de esfuerzo que se le practicó fue negativa, siendo la capacidad funcional cardíaca normal, mientras que la depresión es leve y tiene miedo a un nuevo infarto, pero ello no le impide la reincorporación al trabajo".