Martes, 16 de Marzo de 2010

Grecia vive una jornada de huelgas de los hospitales y del suministro eléctrico

EFE ·16/03/2010 - 11:04h

EFE - Manifestantes tratan de esquivar el gas lacrimógeno lanzado por los policías antidisturbios durante una protesta en el centro de Atenas, Grecia. EFE/Archivo

Grecia afronta hoy una nueva jornada de huelgas, protagonizadas esta vez por los médicos de los hospitales públicos y por los trabajadores de la empresa estatal de suministro eléctrico, que protestan por la política de recortes salariales del Gobierno para reducir la enorme deuda del país.

Según indicó el diario Ekathimerini, más de la mitad de todos los hospitales públicos griegos se verán afectados hoy por los paros de los doctores, en protesta por la suspensión de las retribuciones de las horas extraordinarias.

Al menos seis centros de la capital, incluido el Hospital Infantil, y el Hospital General de la isla de Creta no llevaran a cabo hoy operaciones programadas ni atenderán consultas con los pacientes. En general, los grandes centros funcionaran sólo con servicios mínimos.

Las interrupciones en el servicio ya comenzaron ayer en el Hospital Infantil Aglaia Kyriakou de Atenas y se espera que continuarán mañana y el jueves en la capital helena y en el resto de regiones, con nuevos centros sanitarios afectados por el paro.

Los facultativos también se quejan de los recortes en el presupuesto de Sanidad y las rebajas salariales que forman parte del paquete de austeridad del Ejecutivo socialista.

A la protesta de los médicos se suma la de los empleados de la empresa pública de suministro eléctrico, DEH, que ya ayer ocuparon la sede de la compañía. Los trabajadores de DEH inician hoy una huelga de 48 horas y desde el sindicato mayoritario en la empresa se ha advertido de que existe riesgo de apagones.

De momento, no se han registrado problema de suministro, aunque seis centrales térmicas han quedado fuera de funcionamiento. En cualquier caso, la empresa, controlada en un 51 por ciento por el Estado, tiene un plan para aplicar cortes breves y puntuales en el suministro, en caso de que no se pueda satisfacer la demanda.

El personal de la compañía eléctrica se opone a la reducción salarial, la bajada de las pensiones y la congelación de nuevas contrataciones.

El principal sindicatos de funcionarios y empleados públicos ha convocado para hoy una protesta en el centro de Atenas.

Además, los dueños de gasolineras han convocado un paro de 24 horas para mañana jueves en protesta contra la nueva obligación de dar recibos a los clientes, una medida que pretende controlar el fraude fiscal y la evasión de impuestos.

En los últimos 30 días, Grecia ha vivido ya tres grandes huelgas y numerosas protestas en contra de las medidas de ahorro gubernamentales.

Con un déficit del 12,7 por ciento y una deuda pública que supera el 110 por cien del PIB, Grecia se ha visto obligada a aplicar una dura política de ahorro, con recortes de gastos y aumentos de impuestos.

Desde la Unión Europea se ha alabado el plan de austeridad del Ejecutivo de Atenas y en Bruselas los ministros de Finanzas de la zona euro debaten una eventual operación de rescate para evitar que la economía helena se desplome.