Martes, 16 de Marzo de 2010

Betancourt, a juego con el decorado

·16/03/2010 - 09:18h

bobpop - <strong>BOB POP - BARCELONA 16.03.2010</strong> <br/> <span style="margin: 10px 0 0 0; font-size: 18px; display: block"> Betancourt, a juego con el decorado </span> <br/> Este fin de semana, Meryl Streep le entregó a Ingrid uno de los premios que concede la diseñadora Diane von Furstenberg a las mujeres luchadoras. Un evento celebrado en la sede de la ONU en Nueva York y en cuya crónica, curiosamente, se detalla la decoración del salón a cargo de von Furstenberg: "Sillones de vivos colores, pequeños árboles y velas de tonos rosa." AFP


bobpop - <strong>BOB POP - BARCELONA 16.03.2010</strong> <br/> <span style="margin: 10px 0 0 0; font-size: 18px; display: block"> Tregua en el conflicto ‘Georgiano’ </span> <br/> Tras 25 años de tremendo mal rollo entre Boy George y George Michael, el ex líder de Culture Club ha decidido dejar de llamar ‘mala puta’ al de Wham! y han iniciado conversaciones de paz.


bobpop - <strong>BOB POP - BARCELONA 16.03.2010</strong> <br/> <span style="margin: 10px 0 0 0; font-size: 18px; display: block"> También hay católicos contra la homofobia </span> <br/> Varias asociaciones cristianas progresistas han contratado una página de publicidad en varios diarios de EEUU para denunciar la homofobia de un colegio privado católico que expulsó a dos alumnas porque sus madres son lesbianas.


bobpop - <strong>BOB POP - BARCELONA 16.03.2010</strong> <br/> <span style="margin: 10px 0 0 0; font-size: 18px; display: block"> Gafas MadonnaDolce&Gabbana </span> <br/> La pareja de diseñadores acaba de presentar una nueva línea de gafas de sol diseñadas junto con su nueva musa, Madonna. Desde ahora, el MD&G será el nuevo D&G patillero.


bobpop - <strong>BOB POP - BARCELONA 16.03.2010</strong> <br/> <span style="margin: 10px 0 0 0; font-size: 18px; display: block"> Tiger Woods ya tiene un nuevo juguete sexual </span> <br/> Aunque no para su uso y disfrute –no, que el muchacho se está quitando– sino para diversión de todos aquellos aficionados a los muñequitos fálicos a cuerda que llenan las estanterías de las sex–shops de barrio de 'pornogadgets'.