Martes, 16 de Marzo de 2010

Citan al hermano y a la novia del asesino confeso de Marta del Castillo en la nueva causa por amenazas

EFE ·16/03/2010 - 07:27h

EFE - Francisco Javier D.M., hermano mayor del asesino confeso de Marta del Castillo, en el momento de salir de la cárcel de Sevilla. EFE/Archivo

El juez que investiga la muerte de la joven Marta del Castillo tomará declaración hoy a la novia y al hermano del asesino confeso, dentro de las nuevas diligencias que ha abierto por las supuestas amenazas vertidas contra la menor de edad.

Fuentes del caso han informado a Efe de que Rocío P.G., de 16 años, declarará a primera hora como testigo, y Francisco Javier D.M., de 30 años, lo hará a media mañana, en calidad de imputado por un delito de amenazas.

Estas diligencias, que han sido desgajadas de las que investigan la violación y muerte de Marta del Castillo, se abrieron después de que en septiembre de 2009, ocho meses después del crimen, Rocío denunciase a la Policía que una persona le llamó por teléfono y le amenazó con "darle una paliza" y "rajar a su madre" si contaba lo que, supuestamente, Miguel le había confesado.

En la audiencia preliminar celebrada el pasado viernes, último trámite antes de remitir el caso Marta para su enjuiciamiento ante un jurado, Rocío dijo que no denunció antes esas amenazas por miedo y que ella no señaló directamente a Francisco Javier sino que la Policía le hizo escuchar varias voces y ella identificó la que le había llamado.

La Audiencia de Sevilla, en su última resolución sobre el caso Marta, confirmó la decisión del juez instructor de investigar estas amenazas por separado de la causa por la muerte de la adolescente, en la que la Fiscalía ha pedido 52 años de cárcel para el asesino confeso, Miguel C.D., y ocho para su hermano por encubridor.

A su vez, Francisco Javier ha denunciado a Rocío por delitos de calumnias y falso testimonio, que serán instruidas por la Fiscalía de Menores al tratarse de una menor de edad.

El abogado de Francisco Javier, José Manuel Carrión, ha informado de que los delitos que imputa a la chica son de calumnias y falso testimonio, y se basa en "la absoluta variabilidad de las versiones de la menor en todas sus declaraciones".

Esta joven ha dado versiones diferentes sobre lo que sabía del crimen de Marta y en septiembre de 2009, ocho meses después, desveló que Miguel le había confesado haber arrojado el cuerpo en un descampado próximo a su domicilio de Camas (Sevilla), donde hasta ahora se han llevado a cabo dos búsquedas infructuosas.