Martes, 16 de Marzo de 2010

Directivos del BBVA donan un millón de dólares en su visita a una zona devastada de Chile

EFE ·16/03/2010 - 04:09h

EFE - El gerente general del banco BBVA, Ángel Cano, visitó este lunes una sucursal destruida en la ciudad de Talcahuano, a 470 kilómetros al sur de Santiago (Chile), tras el terremoto de 8,8 grados en la escala de Richter que sacudió el centro y sur del país el pasado 27 de febrero.

Directivos de BBVA encabezados por su consejero delegado, Ángel Cano, visitaron hoy la zona devastada de Chile por el terremoto del pasado 27 de febrero y donaron un millón de dólares para reparar una treintena de guarderías.

"Tenía previsto venir a Chile para hacer un viaje de trabajo, pero cuando uno ve lo que está sufriendo la gente, se genera un fuerte sentimiento de solidaridad", manifestó Ángel Cano a su llegada a Concepción, ciudad situada a 520 kilómetros al sur de Santiago y una de las más castigadas por el sismo.

Como parte de las medidas de ayuda para apoyar la reconstrucción en la zona devastada del centro y sur de Chile, el BBVA hizo donación este lunes de un millón de dólares al Hogar de Cristo para la reparación de una treintena de salas cuna (guarderías infantiles) de las seis regiones más afectadas por el sismo.

"En una situación como la que está viviendo Chile en este momento no hay mejor inversión que donar este millón de dólares a través del Hogar de Cristo para ayudar a reconstruir escuelas y guarderías", dijo el directivo del BBVA durante una reunión en la guardería "La Araucaria", una de las pocas que resistieron el temblor de 8,8 grados Richter.

"La sensación de impotencia que tiene la gente que está aquí es muy difícil de definir; estar al lado de la gente cuando lo está pasando mal es algo que se valora mucho más de lo que pensamos", subrayó el consejero de delegado.

El BBVA canalizó esta ayuda a través del Hogar de Cristo por la buena experiencia del trabajo de esta organización sin fines de lucro desde hace cuatro años en el proyecto "Niño Adelante", del que ya se han beneficiado 10.000 familias de escasos recursos.

Además de la ayuda directa al Hogar Cristo, el BBVA reforzará la acción de su Fundación de Microcréditos para identificar proyectos susceptibles de financiación en la zona más castigada por el desastre.

"En España nos impactó mucho ver esta catástrofe. A medida que empezaron a llegar las imágenes nos fuimos dando cuenta de su verdadera dimensión", comentó Ángel Cano.

"Pero estamos convencidos -agregó- de que el pueblo chileno, por su forma de ser, va a reconstruir el país muy rápidamente, y que además lo va a modernizar más aún si cabe".

El consejero delegado del BBVA estuvo acompañado en esta visita del director regional para América Latina, Vicente Rodero, y del gerente general del banco en Chile, Ignacio Lacasta.

Los directivos también se reunieron en Concepción con unos 200 empleados de la AFP ProVida y de BBVA Chile, a quienes transmitieron el apoyo de los más de 100.000 empleados del grupo en todo el mundo.

"Desde el 27 de febrero que fue el terremoto nos pusimos en pie para poder seguir con nuestra gente en Chile la situación de esta catástrofe natural", dijo Cano.

Por último, la delegación del BBVA se traslado a Talcahuano, la ciudad portuaria situada a 15 kilómetros de Concepción que fue arrasada por el tsunami, donde pudieron comprobar la devastación del que hasta hace tres semanas era uno de los puertos más importantes del Pacífico.