Lunes, 15 de Marzo de 2010

El Ecofin pedirá que se vigilen más de cerca los desequilibrios macroeconómicos

EFE ·15/03/2010 - 20:02h

EFE - La ministra española de Economía y Hacienda, Elena Salgado, conversa con el ministro griego de Finanzas, George Papakonstantinou, antes del comienzo de un encuentro con sus homóloos de la zona euro, un día antes de la celebración de la reunión del consejo Ecofin.

Los ministros europeos de Economía y Finanzas pedirán mañana que se vigilen más de cerca los desequilibrios macroeconómicos entre los estados miembros, dentro de la futura nueva estrategia de crecimiento económico que la UE pretende establecer para la década 2010-2020.

Bajo la presidencia de la ministra española Elena Salgado, el Consejo Ecofin también reclamará mañana a la Comisión de la UE que presente antes de junio sus propuestas de un nuevo marco de coordinación de las políticas económicas para los dieciséis miembros de la zona euro.

Los Veintisiete tienen previsto adoptar una resolución en la que reconocen la importancia para los países del euro de una "coordinación más estrecha de las estrategias de salida", de "unos mecanismos más robustos de seguimiento en lo que respecta a la vigilancia por país", y de un asesoramiento político "más franco".

La petición figura en un proyecto de conclusiones sobre la nueva estrategia económica "Europa 2020" propuesta recientemente por la Comisión Europea con el objetivo de sentar las bases de un crecimiento "más inteligente, sostenible e incluyente" en lo social.

El Ecofin, que examinará mañana el plan de la CE antes de que sea elevado a la cumbre de los líderes europeos que se celebrará los días 25 y 26 de marzo, apoyará los objetivos y planteamientos generales de la estrategia presentada por Bruselas.

En el capítulo dedicado a la "gobernanza", los ministros de Finanzas apoyarán el doble enfoque consistente en fijar, por un lado, objetivos temáticos generales para el conjunto de la Unión y, por otro, establecer una "vigilancia efectiva" para cada país según su diferente punto de partida.

En esa vigilancia individualizada deberán tomarse en consideración varios elementos en especial: la retirada coordinada de los estímulos proporcionados a la economía para salir de la crisis, las cuestiones macroeconómicas relacionadas con el crecimiento y la competitividad, "incluidos los desequilibrios macroeconómicos y la estabilidad macrofinanciera", y la sostenibilidad de las finanzas públicas.

Las recomendaciones específicas para cada país se centrarán en cómo hacer frente a los desequilibrios macroeconómicos, en reforzar la competitividad, y en las reformas estructurales que son motores del crecimiento, añade el texto.

Los ministros también reconocerán en sus conclusiones que una vigilancia reforzada para cada país resultará "fundamental" si se quieren alcanzar los objetivos trazados en la estrategia Europa 2020.

"Ello incluye la formulación de recomendaciones más francas y precisas a los estados miembros y un seguimiento más estrecho que en el pasado", reconoce el borrador.