Martes, 16 de Marzo de 2010

El PP no encuentra aliados para su motín contra el IVA

El PSOE frenará con el PNV y CC la iniciativa conservadora de congelar su subida. CiU y UPyD anuncian su apoyo a Rajoy

MIGUEL ÁNGEL MARFULL ·16/03/2010 - 06:00h

El portavoz del PNV, Josu Erkoreka, a la derecha, junto al portavoz del Grupo Socialista. - marta jara

La rebelión del PP contra el IVA se quedará hoy en el Congreso en una simple escaramuza. El motín prometido no pasará de la asonada en la Cámara cuando se vote la moción presentada por los conservadores para pedir al Gobierno que deje sin efecto la subida del IVA recogida en los Presupuestos Generales del Estado y que se aplicará a partir de julio. El partido de Rajoy no ha encontrado suficientes aliados para sostener su estrategia.

El PSOE y las dos formaciones que lo apoyaron en diciembre pasa sacar adelante las cuentas públicas de 2010, PNV y Coalición Canaria, tumbarán la moción del PP, que ayer contaba con el respaldo inicial de CiU y UPyD.

PNV y CC avalaron la mayor presión fiscal apoyando los Presupuestos

PSOE, PNV y CC suman 177 votos, suficientes para rebasar la frontera de la mayoría absoluta en el Congreso, situada en 176 escaños. De esta manera, aunque cada partido negocia en el Parlamento hasta el último momento, la aritmética permitió al portavoz socialista adelantar por una vez el resultado del encuentro. José Antonio Alonso admitió que el PSOE tiene "buenas perspectivas" para rechazar la iniciativa del PP. Habida cuenta de la habitual cautela con la que defiende la portería socialista, el pronóstico de Alonso es revelador, ya que no acostumbra a hacerlo.

Cortejo a las minorías

Semana a semana, el PSOE negocia hasta los penaltis. Ayer buscaba aún reforzar su defensa frente al PP con las formaciones minoritarias: ERC, IU-ICV, BNG, NaBai y UPN. Todas, salvo UPyD, se decantaban entre la abstención y el apoyo a los conservadores. En cualquier caso, su posición no será esta vez determinante para permitir al PP salvar una iniciativa que su portavoz anunció ante el Pleno de la Cámara como un reto y que ha acabado desinflada por falta de apoyos.

CiU pide aplazar el aumento hasta que la economía se recupere

La victoria conservadora, ahora improbable, habría tenido consecuencias más simbólicas que prácticas, ya que la moción insta al Ejecutivo, pero no lo obliga. Lo que se anunciaba como un órdago, tiene todas las trazas de terminar convertido en un pinchazo.

En su moción, el PP pide al Gobierno dejar sin efecto la subida del IVA prevista para julio un punto en el tipo reducido y dos en el general. El pasado jueves, el secretario de economía del PP, Álvaro Nadal, defendió con habilidad en el Congreso los argumentos que regresarán hoy al debate. "Nunca se ha recaudado más IVA subiendo el impuesto, sino cuando se ha creado empleo y ha habido más dinamismo", explicó.

Estos argumentos encontrarán el eco de CiU, que reclama desde hace semanas que el Ejecutivo aplace la subida hasta que la economía muestre síntomas de reactivación, y de UPyD. "No nos oponemos a que, en una reforma de la fiscalidad, se afronte una subida de los impuestos, pero nunca empezaríamos por el IVA, pues supondría la aplicación de una fiscalidad regresiva, injusta e ineficaz", argumentó Rosa Díez.

Frente a estas tesis, el PSOE defiende la necesidad de mantener la subida aprobada en diciembre para "financiar la sanidad, la educación, las prestaciones por desempleo y los servicios sociales", partidas que, según denunció Alonso, al PP "no le importan, razón por la que quieren bajar los impuestos."

Los socialistas cuentan de antemano con el respaldo del PNV, que calificó de "imposible" apoyar la iniciativa del PP "por coherencia", ya que firmó con el PSOE unos Presupuestos que contemplan la subida del IVA. El mismo argumento trasladó la portavoz de CC, Ana María Oramas, para confirmar su posición contraria a la propuesta del PP.

De forma paralela, el resto de grupos minoritarios formaban ayer un magma de indefinición. Ninguno adelanta su postura final, aunque todos anuncian que no respaldarán los argumentos del PSOE.

Navegando entre el apoyo al PP y la abstención, se encuentran ERC y el BNG, que tacharon de "oportunista" el planteamiento conservador y también IU-ICV, que presentará hoy una batería de enmiendas "para ir más allá de las propuestas troceadas y abrir el debate sobre un sistema fiscal "más justo y progresivo". Su contenido hace difícil que el PSOE y el PP apoyen estas medidas.

Noticias Relacionadas