Lunes, 15 de Marzo de 2010

El sistema bancario no tendrá pérdidas con las promotoras

El Banco de España critica a los pesimistas. S&P rebaja la nota al sector español

V. ZAFRA ·15/03/2010 - 21:15h

José Ramón Ladra - Las entidades financieras españolas tienen prestados 445.000 millones al sector inmobiliario.

El presidente de la Asociación Hipotecaria Española (AHE), Santos González, dio la voz de alarma hace mes y medio, y desde entonces el Banco de España había permanecido callado. González aseguró que la banca no podría cobrar los 325.000 millones de euros que le deben las promotoras inmobiliarias. Hoy, el director general de Regulación, José María Roldán, le puso los puntos sobre las íes. Y en su propia casa.

En la junta directiva de la AHE, aseguró que el conjunto del sector financiero podrá salvar sin pérdidas los problemas que pueda tener con los 445.000 millones de euros que tienen concedidos en créditos a las promotoras y constructoras. La razón es que las entidades tienen ya provisiones por el 35% de esos préstamos, lo que significa que si no les devolvieran ni un sólo euro ("algo fuera de la realidad", dijo Roldán) podrían recuperar su dinero sólo con vender al 65% de su valor los activos que les embarguen. Y para el Banco de España esto es factible porque, aseguró el ejecutivo, cualquier activo se puede vender de inmediato con un descuento de entre el 20% y el 50%.

Pese a esta visión positiva, que ni en la AHE ni en las Cámaras de Comercio comparten, el Banco de España reconoce que este año seguirá subiendo la morosidad y las entidades tendrán que hacer nuevos esfuerzos en provisiones, que, ahora, ve "suficientes".

Expuesta al deterioro del país

Menos complaciente se mostró hoy la agencia de calificación de riesgos Standard & Poors, que decidió rebajar del nivel dos al tres el sistema financiero español, al que ahora equipara con las entidades de Estados Unidos, Reino Unido, Portugal o Chile con el argumento de que está cada vez más expuesta al deterioro del país.

Para esta agencia, las entidades españolas tendrán grandes pérdidas por culpa de la morosidad —mayores que en la crisis de 1993— y en 2010 y 2011 tendrán que seguir haciendo grandes dotaciones a provisiones. Eso llevará a algunas entidades, especialmente cajas pequeñas y medianas, a presentar pérdidas este año. La agencia alertó de que, si no se hace el proceso de reestructuración con prisa, el sector sufrirá las consecuencias y tendrá problemas.