Martes, 16 de Marzo de 2010

"Lo sé, no es mi mejor año"

Álvaro Negredo. Delantero del Sevilla

A. CABELLO ·16/03/2010 - 09:00h

Negredo, delantero del Sevilla, durante un partido esta temporada. - EFE

Su gol en Moscú pone al Sevilla con ventaja en el partido de esta noche. Podría ser definitivo para que el equipo andaluz esté entre los ocho mejores equipos de Europa. Álvaro Negredo (Madrid, 1985), el fichaje más caro en la historia del club, 15 millones de euros, afronta este último tramo de la temporada con la intención de dar un salto de calidad en su aportación al equipo.

¿Se ve en los cuartos de Champions?

Las sensaciones son buenas. El equipo ha tenido sus altos y sus bajos, pero aún así, los objetivos por los que estamos luchando están a estas alturas de la temporada todavía a nuestro alcance.

¿Y el examen individual?

Es evidente que, de momento, no está siendo mi mejor año. La adaptación a un gran club siempre conlleva su tiempo. Me dejo todo lo que llevo dentro cada vez que salgo al campo. No me faltan ganas para mejorar de aquí al final de la temporada.

El fichaje más caro no ha cumplido la expectativas. ¿De acuerdo?

Al principio de la temporada me encontré bien. De ahí llegó la convocatoria de Del Bosque. Fue a partir de ese momento cuando empezó el debate sobre la sequía de Negredo. Un delantero tiene ansia y si te están recordando a cada minuto que no marcas goles, pues la cosa va a más. A un goleador se le juzga sólo por números. Es difícil que se le mire desde otra perspectiva. Yo estoy contento porque creo que he ayudado al equipo en otros aspectos. Eso no quiere decir que me conforme, soy autocrítico. Puedo hacer más por este Sevilla.

En Almería era el rey. Aquí tiene que repartirse la tarta con Kanouté y Luis Fabiano.

Cuesta acostumbrarse. Aquí el esfuerzo y la exigencia es mayor. La rotación es necesaria. Hay que ser más explosivo, intentar aportar lo máximo en menos tiempo de juego.

Haga balance de la convivencia con ambos.

Estar al lado de dos delanteros como Luis y Fredi es lo mejor para crecer como jugador. El hábito de compartir partidos y entrenamientos con ellos te hace asimilar sus estilos.

Desde fuera se aprecia que hay un Negredo para cada compañero de delantera.

Pues sí, es muy diferente. Cada uno tiene su peculiaridad. Con Luis, por ejemplo, me toca a mí hacer de enganche, participar más en la construcción. Si comparto delantera con Kanouté, la cosa cambia. Es él el que se encarga de construir puentes con el centro del campo. Ahí soy más ariete.

¿Y cuál prefiere?

A mí me gusta marcar goles, estar cercar de la portería. Sin duda de ariete. Pero lo principal es estar dentro de los elegidos por el entrenador. A partir de ese momento, que me pida lo que crea más oportuno.

¿Qué sintió en la famosa sustitución copera ante el Getafe?

A nadie le gusta que le cambien en el minuto 30 de un partido. Soy sincero y me fui caliente del campo. Luego, con el tiempo, entendí que esa sustitución de Jiménez era necesaria. Fue bueno para el equipo y así la terminé por aceptar.

¿Buena química con Navas?

Es lo más fácil del mundo. Sabes que una vez que recibe el balón, el porcentaje de posibilidades de que encare a su defensa y se vaya de él es muy alto. Así que yo me limito a seguir la jugada para estar bien colocado en el momento del pase.

El gol ante el Valencia fue una exquisitez.

Nos salió un golazo. Ya el taconazo de Navas fue sensacional. Fue una jugada muy eléctrica. Lo más meritorio fue la velocidad con la que tomamos las decisiones.

¿Y ese gran enigma, La personalidad de Navas?

Es un tío mucho más abierto en el vestuario. Es un encanto de chaval. A Jesús le das una camiseta y unas botas de fútbol y es el hombre más feliz del mundo.

¿Qué le pareció la eliminación del Madrid ante el Lyon?

Creo que ha sido un palo muy gordo. A estas alturas de la Champions el listón se coloca muy alto sea uno u otro el rival que tengas enfrente. El fútbol no es cuestión de estrellas. Se trata de competir once contra once.

Una de las críticas que soportó el Madrid es la falta de gol en partidos decisivos. ¿Se ve usted tapando esa carencia?

Faltó gol ese partido, pero estamos hablando del equipo que más goles ha marcado en la Liga. No pienso en nada de eso. Mi equipo es el Sevilla.