Lunes, 15 de Marzo de 2010

Cientos de miles de haitianos viven por debajo "de la dignidad humana"

Dos meses después del terremoto, el país sigue en fase crítica que se agrava con la llegada de las lluvias

EP ·15/03/2010 - 17:12h

AFP - Un campamento de la ciudad de Leogane, Haití.

Dos meses después del seísmo de 7,3 grados que sacudió Haití el pasado 12 de enero, cientos de miles de personas "viven en condiciones que atentan contra la dignidad humana" y otros tantos requerirán, con toda probabilidad, de ayuda médica a largo plazo una vez terminada la fase de emergencia aguda en la operación para auxiliar a los afectados por el terremoto, según Médicos Sin Fronteras (MSF).

"El país sigue en una fase crítica, con miles de pacientes que requieren cuidados postoperatorios y atención psicológica. Además, cientos de miles de personas viven hacinados en campos en condiciones muy difíciles, que se están agravando con la llegada de las lluvias", apuntó la organización.

"Naturalmente, las organizaciones de ayuda han hecho mucho, particularmente en materia de atención médica y de ayuda de emergencia, pero para un gran porcentaje de haitianos esta solidaridad no siempre se ha reflejado en ayuda real en el terreno, principalmente en todo lo relacionado con el saneamiento y los refugios para las víctimas del desastre", explica Colette Gardenne, quien ha estado gestionando las actividades de MSF en Haití durante las últimas semanas.

"La falta de refugio y las deficientes condiciones de higiene representan un peligro no sólo en términos de salud pública, sino que constituyen también una intolerable afrenta a la dignidad humana para los miles de haitianos que se han quedado en la calle", asegura por su parte el director general de MSF en Bruselas, Christopher Stokes.

Inseguridad en los campamentos

La organización médica apunta también que todavía existe un grado "muy alto" de inseguridad en los campamentos donde se atiende a los heridos por la falta de iluminación nocturna y la "inadecuada gestión de la seguridad", que se traduce, "al menos en parte", en un aumento de casos de violencia sexual.

Las necesidades de la población "no sólo están siendo enormes, sino que aumentan"

Las necesidades de la población "no sólo están siendo enormes, sino que aumentan", según MSF. "Ahora comienza una fase crucial en la cual miles de heridos van a requerir atención médica a largo plazo. Cada día hay pacientes que necesitan curas, limpieza de heridas, cambio de vendajes, revisión de fracturas mediante radiografía, aplicación de fijaciones externas, retirada de escayolas, seguimiento de los injertos de piel, así como cirugía reconstructiva y otras intervenciones especializadas", detalló.

"La falta de atención postoperatoria o una atención ineficaz puede tener como consecuencia largas hospitalizaciones o incluso provocar discapacidades físicas de por vida", explica la ONG, que hoy en día cuenta con 348 trabajadores internacionales y 3.000 haitianos, distribuidos en 26 hospitales y centros de salud que pueden acoger a cerca de 1.350 pacientes.

En los últimos dos meses, los equipos de MSF han llevado a cabo más de 3.700 operaciones, han proporcionado atención psicológica a más de 22.000 personas y han tratado a casi 55.000 pacientes. Se han distribuido más de 18.000 kits de productos no alimenticios de primera necesidad (utensilios de cocina, material para la higiene personal, mantas, sábanas, etc.) y 10.500 tiendas de campaña.