Lunes, 15 de Marzo de 2010

Las fallas infantiles abren la fiesta y llenan Valencia de fantasía y cultura

EFE ·15/03/2010 - 13:20h

EFE - Detalle de las figuras principales de la falla de la Plaza del Ayuntamiento durante el disparo de la mascletá a cargo de la pirotecnia Focs d'Artifici Europla de Bélgida (Valencia).

Personajes de cuentos y fábulas reaparecen hoy en Valencia como protagonistas de las 381 fallas infantiles, que esta mañana han quedado instaladas por todos los barrios de la ciudad y que suponen el arranque oficial de las fallas de 2010, unas fiestas que desde hoy viven sus cinco días grandes.

Aunque la fantasía, la magia y las tradiciones valencianas siguen siendo la temática predominante, los monumentos dirigidos a los más pequeños van incorporando cada vez más unos contenidos más acordes con las experiencias de niños y jóvenes (con sus travesuras, juegos o preferencias gastronómicas) y recreando nuevos valores sociales, como el respeto al medio ambiente o la revalorización de diferentes aspectos culturales (como la música, las artes o la ciencia).

Las 381 fallas plantadas en la ciudad de Valencia y área de influencia alcanzan este año un valor conjunto de 1,98 millones de euros, una cantidad ligeramente inferior a los 2,06 millones de euros que costaron las de 2009.

La crisis económica ha tenido este año un menor impacto en los presupuestos de las fallas infantiles, ya que su reducción ha sido del 4 por ciento frente al 13 por ciento que han sufrido los catafalcos grandes.

La temática de las 17 fallas infantiles más importantes de la ciudad de Valencia, que integran la Sección Especial y con presupuestos que oscilan entre los 19.260 y los 72.000 euros, abarca desde propuestas temáticas convencionales (como "Dioses y leyendas", "El abuelo es fantástico", "Los hermanos Grimm" o "Alicia en el país de las fallas"), a otras con un acento más cultural ("Todos a una voz -la música-", "Making off de una obra de arte" o "Como funcionan -las matemáticas-").

Podemos encontrar también propuestas más acordes con cuestiones cotidianas de los niños ("Las preguntas de los niños", "Nanópolis" o "Qué tienes en la cabeza") y otras con un contenido ecológico y de protección de la naturaleza (como "Disfrutemos de la Albufera).

Con la primera "despertà" (disparo de cohetes lanzados a mano y acompañados con la música de pasodobles para advertir al vecindario de que ya ha empezado la fiesta), a las 08.00 horas los más jóvenes han dado carta de naturaleza a la ocupación de más de 800 tramos de calle de la ciudad, que en realidad ya estaban cortadas desde hace días por la instalación de carpas y los trabajos previos de la plantà, y que en los próximos días convertirán a Valencia en una ciudad con atascos permanentes de tráfico.

Desde hoy y hasta el 19 de marzo, lo mejor es olvidarse del coche y dedicarse a patear la ciudad para disfrutar con la sátira de los monumentales catafalcos, contemplar los desfiles de hombres y mujeres con la indumentaria tradicional valenciana, contagiarse de la música festiva e impregnarse del aceitoso aroma de los puestos de buñuelos y chocolate.

Esta noche, los mayores tomarán el relevo a los infantiles y, siguiendo un ritual del que sólo queda el nombre ("la nit de la plantà"), terminarán de erigir los catafalcos grandes, cuya construcción comenzó ya hace varios días debido a la complejidad del montaje y a las grandes dimensiones de las piezas.

Previamente se reunirán en los locales sociales (los casales o las carpas desmontables instaladas en plena calle) para realizar cenas multitudinarias con los productos tradicionales de la gastronomía fallera: bocadillos de morcilla y longaniza con habas fritas, lomo frito con pisto, esgarraet (bacalao desmigado con pimiento y cebolla asadas), empanadillas y los inevitables buñuelos de calabaza o calabaza asada de postre.

Tras haber recuperado fuerzas con la consistente cena, falleros y falleras, con el blusón de huertano como atuendo de trabajo, ayudarán al artista a terminar de plantar la falla y, escoba en mano, limpiarán y embellecerán el entorno para que, a partir de las 08.00 horas de mañana, el monumento pueda ser valorado por el jurado y visitado y admirado por vecinos y turistas.

Después de la medianoche, el cielo de Valencia se iluminará con el primer castillo de fuegos artificiales de las fallas, que disparará la pirotecnia Turís, y que culminará un día en el que se hace pública la figura de la Exposición del Ninot que ha sido indultada por el público y que no se quemará en la noche del próximo 19 de marzo.