Lunes, 15 de Marzo de 2010

Almunia advierte de que el Gobierno "peca de optimismo" en sus previsiones

EFE ·15/03/2010 - 10:06h

EFE - El vicepresidente de la Comisión Europea y Comisario Europeo de Competencia, Joaquín Almunia, a su llegada al desayuno informativo organizado por Nueva Economía Fórum.

El nuevo comisario de Competencia, Joaquín Almunia, dio hoy el visto bueno al Programa de Estabilidad de España para reducir el déficit público en 2010 pero consideró que para los años siguientes las previsiones macroeconómicas del Gobierno "pecan de cierto optimismo".

Así, durante su intervención en el Fórum Europa Nueva Economía, Almunia distinguió entre lo que significa salir de la recesión y salir de la crisis y dijo que para lo segundo los gobiernos europeos deben frenar el endeudamiento tanto del sector público como del privado, lo que "costará años".

Puntualizó que la crisis exige una estrategia de la UE "a corto plazo" ya que la solución no es sólo pensar a largo plazo en la creación de un Fondo Monetario Europeo.

"Salir de la crisis significa reabsorber los niveles de paro y crear empleo", así como poner "orden" en el sistema financiero, ya que destacó que el crédito a las empresas sigue en tasas negativas en la zona del euro.

Destacó que lo "peor" de la crisis ya ha pasado, porque casi todas las economías van saliendo de la recesión y "la sensación de caída libre ya no existe".

No obstante, advirtió de que la actual coyuntura económica de Grecia ha demostrado que "las cosas no estaban tan claras (en la UE) como se pensaba en un principio" y que ante el tercer paquete de medidas de ajuste que ha adoptado el gobierno griego para frenar el déficit público, "han hecho lo que nadie se imaginaba".

"Ahora la pelota está en manos del conjunto del Eurogrupo", añadió, con el fin de ver cómo puede afrontar la crisis cada uno de los países de la UE.

Reconoció la necesidad de reforzar y coordinar el Pacto de Estabilidad y Crecimiento de la UE para profundizar en la "vigilancia presupuestaria" y prestar atención a otros desequilibrios macroeconómicos como el endeudamiento del sector privado o la evolución de los costes laborales unitarios.

Preguntado sobre la próxima subida del IVA en España a partir de julio, dijo que es "aritméticamente imposible" reducir el déficit público sin recortar el gasto y bajando al mismo tiempo los impuestos.

Explicó que el Programa de Estabilidad presentado por España para 2010 -que contempla la subida del IVA- se basa en la consolidación presupuestaria con políticas que actúan tanto por el lado del gasto como el de los ingresos y ha recibido la opinión positiva de la Comisión Europea.

"Es verdad que eso -recibir una opinión positiva- no quiere decir que sea la única alternativa", dijo Almunia, que recordó que en términos presupuestarios hay diferentes "opciones y prioridades" políticas dependiendo de cada partido.

En este contexto, consideró que a Europa le vendría bien hacer un esfuerzo para reducir la carga fiscal sobre el factor trabajo con el fin de ganar competitividad y crear empleo.

Recordó que uno de los objetivos de la estrategia europea 2020 pasa por recuperar el empleo destruido por la crisis e incluso ir más allá de las cotas alcanzadas un año antes de que estallara.

"No podemos pensar en que nuestra competitividad vaya a estar basada en bajos salarios, porque esa no es la manera", afirmó Almunia, que por ello estimó "oportuno" actuar sobre el coste no salarial del factor trabajo.

El comisario de Competencia europeo también criticó a los gobiernos que actualmente critican la aprobación del Tratado de Lisboa y que quieren hacer ver que la situación anterior era "mejor y más clara".

Dijo que estos gobiernos pecan de "hipocresía, cinismo e ignorancia" y sin citar nombres, pidió que "dejen de lado sus argumentos nada fundados".

Según Almunia estas opiniones reflejan que algunos jefe de Estado y de Gobierno "no se sienten cómodos" cuando la integración europea avanza y se fijan más en los intereses nacionales que en los del conjunto de los europeos.