Lunes, 15 de Marzo de 2010

Un nuevo libro pone en duda la muerte de Diana

Su autor asegura que las pruebas se manipularon para inculpar injustamente a su chófer

PÚBLICO.ES ·15/03/2010 - 11:50h

La muerte de Lady Di sigue dando mucho que hablar.

Las circunstancias que rodearon a la muerte de Diana de Gales con su novio, Dodi Al Fayed, en París hace 13 años vuelven a estar en entredicho. Un nuevo libro publicado por el periodista australiano, John Morgan, asegura que las pruebas que inculparon a su chófer, Henri Paul, fueron manipuladas.

Según el autor, el conductor no estaba ebrio, pero "se le cargó" la muerte de la princesa. De hecho, Morgan llega a afirmar que las muestras de sangre que se utilizaron en la investigación no correspondían si quiera al chófer.

En una conversación con el diario The Daily Express, Morgan dijo que "cuando juntas todas las piezas, te das cuenta de que Paul es una persona muerta a la que se le ha cargado la muerte de Diana".

No se quedó ahí el periodista que calificó de "broma" la conclusión del Tribunal londinense que llevó el caso. En el libro, el autor acusa a las autoridades francesas de haber maquillado la escena del crimen y las pruebas, resucitando las teorías conspirativas que rodean a la muerte de la princesa. 

Una de ellas fue protagonizada por el padre de Al Fayed, que llegó a decir que el MI6 provocó la muerte de la pareja por orden del Duque de Edimburgo.

"El montaje continúa"

Morgan volvió a referirse a la manipulación de las muestras de sangre diciendo que tiene prebas de que en la morgue donde estaba el cadáver de Paul había otro cuerpo. Estas cuestiones emergieron durante la investigación, pero fueron desechadas por los investigadores.

Según el periodista, los jueces no tuvieron conocimiento de la existencia de ese error. "Mis investigaciones demuestran que el montaje continúa", concluyó.