Miércoles, 17 de Marzo de 2010

Una escapada gastronómica a Coimbra

Sabores del Mondego. Lo mejor de la gastronomía de Coimbra se celebra del 20 al 31 de marzo y mostrará las mejores recetas de la cocina portuguesa.

PÚBLICO ·17/03/2010 - 09:42h

Turismo de Coimbra/RV Edipress - Una de las terrazas a orillas del Mondego a su paso por Coimbra

Del 20 al 31 de marzo, Coimbra dará a conocer lo mejor de la gastronomía portuguesa. Hasta veintiocho restaurantes de la ciudad han creado menús especiales para la ocasión con infinidad de platos típicos de la zona, aunque siempre con un toque creativo. Durante doce días, los visitantes de Coimbra podrán degustar anguilas fritas, pasteles de carne de pollo, sopa de perdiz con castañas y cilantro, almejas al ajo con jugo de limón, lenguas de bacalao con arroz y pimientos, tiborna de bacalao con pan frito o cordero asado con arroz, entre otros y variadísimos platos.

Para la elaboración de los menús, los chefs se han inspirado en grandes obras literarias que tienen a la ciudad de Coimbra o a la región del Bajo Mondego como protagonistas. Estos secretos de cocina han sido reinterpretados añadiéndoles toques de vanguardismo. Y por un precio que va desde los 9 euros hasta los 25 del menú más caro.

Esta iniciativa, organizada por primera vez en la ciudad e impulsada por Turismo de Coimbra, ha contado con el apoyo y el consejo del reconocido chef portugués Luis Lavrador, cocinero de la selección portuguesa de fútbol, quien ha declarado que "la gastronomía de Coimbra siempre ha sido muy universal, es una cocina de fusión. Por Coimbra y su famosa Universidad han pasado reyes, clérigos, nobles, doctores, estudiantes... y todos han dejado marcada su influencia. De ahí la rica cultura culinaria de la ciudad, que desde tiempos de árabes y romanos ofrecía a todos sus visitantes los mejores productos de la tierra y del río Mondego".

A lo largo de su historia, Coimbra siempre ha contado con un eje natural: el río Mondego. El "Río de los Poetas", como los habitantes locales lo llaman orgullosamente, ofrece al visitante no solo la apacible belleza de sus márgenes, sino que nutre los fértiles campos del valle circundante.

Pero Coimbra es gastronomía y mucho más. Se respira a cada paso el ambiente juvenil que le impregna su histórica Universidad, donde contemplar también la Biblioteca Joanina, la Cárcel Académica o la Capilla de San Miguel. Un paseo por los Jardines de la Quinta das Lágrimas o recorrer sin prisas los bares y restaurantes de la Ciudad Baja son opciones irrechazables. Coimbra es una ciudad que enamora a primera vista. No por casualidad en esta ciudad se inventaron los fados: la música que cura las heridas del alma.