Lunes, 15 de Marzo de 2010

Lula pide a Israel un "esfuerzo" para alcanzar la paz

EFE ·15/03/2010 - 09:40h

EFE - El presidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva. EFE/Archivo

El presidente brasileño, Luiz Inacio Lula da Silva, pidió hoy en Jerusalén a su homólogo israelí, Simón Peres, un "esfuerzo" para alcanzar la paz y le animó a "buscarla cada día, cada hora, cada minuto y cada segundo".

"Todo ser humano, todo gobernante tiene que hacer un esfuerzo para que la gente pueda alcanzar la paz en el mundo", dijo Lula en el primer acto oficial de su gira por Oriente Medio, que inició ayer en Israel y primera de un jefe de Estado brasileño desde 1876.

Lula manifestó su esperanza de que el Estado judío alcance la paz durante el mandato de Peres, que concluye en 2012.

"Existe una única palabra y un único motivo para la guerra, pero existen millones de palabras y gestos que justifican la paz, y eso es lo que precisamos buscar, cada día, cada hora, cada minuto, cada segundo", agregó en una breve rueda de prensa en el jardín de la Residencia Presidencial antes de la reunión entre ambos.

Lula subrayó que "la política es el arte de hacer realidad las cosas que parecen imposibles" y se mostró "seguro" de que "si otros presidentes vienen aquí dentro de 140 años tendrán la oportunidad de conocer un país bonito, un pueblo trabajador y una parte de la historia de la humanidad".

"La historia de mi país es una historia de paz. No conozco ningún otro país en el Planeta, otro pueblo que ame y que ejerza la paz como Brasil", agregó.

Tras repasar los distintos encuentros con su interlocutor desde 1993, el presidente brasileño abogó por profundizar en las relaciones entre sus respectivos países.

En su intervención, Peres señaló que Lula ha "dado un nuevo legado a la democracia en su país", que tiene una "historia ejemplar".

En cuanto a la paz, reconoció que "no queda mucho tiempo" para completarla con los "vecinos árabes y palestinos" de Israel.

"Quizás haya crisis durante el camino, pero no dejaremos que ninguna crisis detenga el proceso", agregó.

Peres aludía a la parálisis del diálogo indirecto con los palestinos, que tenía previsto comenzar en breve, a causa del anuncio la pasada semana de la ampliación de una colonia judía en Jerusalén Este durante la visita del vicepresidente de EEUU, Joe Biden.

Tras la ceremonia ambos dirigentes participaron en un encuentro económico en un hotel de Jerusalén, al que asisten unos 200 empresarios brasileños y que prueba el importante carácter comercial de la visita, destinada a potenciar las inversiones mutuas a partir del 4 de abril, fecha en la que entra en vigor el acuerdo de libre comercio que Israel firmó con el Mercosur hace dos años.

Antes de un almuerzo privado, Lula tiene previsto entrevistarse con la jefa de la oposición israelí y líder del Partido Kadima, Tzipi Livni, para por la tarde dirigirse al Parlamento (Kneset), donde se entrevistará con el primer ministro, Benjamín Netanyahu.

Ante los 120 diputados israelíes, pronunciará un discurso en una sesión en la que el presidente de la Cámara, Reubén Rivlin, utilizará la maza que el político y diplomático brasileño Osvaldo Aranha usó en la sesión de 1947 en que la ONU aprobó la Resolución de Partición de Palestina en dos estados, uno árabe y otro judío.

A última hora de la tarde volverá a reunirse con Peres, quien le agasajará con una cena en su honor en su residencia.

El presidente brasileño se desplazará mañana a la ciudad cisjordana de Belén, donde pernoctará, algo muy inusual entre los dirigentes internacionales.

En esa ciudad se entrevistará con el presidente de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), Mahmud Abás, y posteriormente visitará Ramala, capital administrativa de Cisjordania, donde depositará una ofrenda floral ante la tumba del histórico dirigente palestino Yaser Arafat, fallecido en 2004.